La Contraloría General de la Nación hizo un seguimiento a todos los departamentos del país y encontró que hay 1.093 proyectos en el país sin concluir

Siguiendo con la veeduría para garantizar que los recursos públicos del país se inviertan correctamente, la Contraloría General de la Nación hizo un seguimiento a todos los departamentos del país y encontró que hay 1.093 proyectos en el país sin concluir. Este número de elefantes blancos representa un detrimento superior a los 6,5 billones de pesos

Se indicó que hay cinco departamentos que dan cuenta de una afectación importante a los recursos públicos. La Guajira es el departamento que encabeza la lista, pues allí hay 64 obras inconclusas avaluadas en más de 800 mil millones de pesos.

“La Guajira es el departamento del país con mayor volumen de recursos comprometidos en obras inconclusas. Según la Contraloría General de la República, tiene 64 por más de 800 mil millones de pesos. hay que recordar que estas obras son obligaciones tanto de los departamentos, como entidades territoriales, como de sus municipios”, indicó el ente de control.

En la lista de departamentos que reportan afectaciones de preocupación está Meta, con 72 elefantes blancos que representan un detrimento patrimonial que supera los 353.000 millones de pesos. Le siguen Cundinamarca, con 109 obras inconclusas por cerca de 280.000 millones; el Valle del Cauca, con 104, por cerca de 180.000 millones; y Caldas, con 19, por más de 305.000 millones de pesos.

Se indicó que, de acuerdo con los reportes del Registro Nacional de Obras Inconclusas, el sector más afectado es el de acueductos, pues en todo el país hay 132 elefantes blancos por este concepto, lo que representa un detrimento de 343 mil millones de pesos. En lista sigue el sector vivienda, con 105 obras inconclusas avaluadas en 457 mil millones y el de infraestructura vial con 96 proyectos que suman los 1,2 billones de pesos.

Así mismo, la Contraloría aseguró que hay 85 sedes de entidades que no se han terminado de construir y esto representa un detrimento de 307.000 millones. Además, hay 82 obras de alcantarillado sin terminar, que alcanzan los 727.000 millones.

El órgano de control indicó que está trabajando por recuperar estos recursos. En este sentido, señaló que empezó a adoptar estrategias como Compromiso Colombia, con la que ha logrado obtener beneficios fiscales por 23 billones de pesos. Esto gracias a la reactivación y conclusión de obras de vital importancia para la comunidad que alguna vez estuvieron a punto de convertirse en elefantes blancos.

“La Contraloría General de la República ha logrado obtener beneficios fiscales por $23 billones con el apoyo de las administraciones territoriales, la CGR construyó el Diagnóstico Nacional de Proyectos Críticos, Obras Inconclusas y Elefantes Blancos, que presentaba una radiografía en el país de infraestructura fallida por 24,5 billones de pesos. La pérdida de esa gran cantidad de recursos habría significado privaciones enormes para sectores vitales como la salud, la educación, el agua potable, la vivienda, el transporte y la recreación y el deporte”, aseguró la entidad estatal.

Se indicó que, aplicando enfoque preventivo, el uso de la tecnología y el Control Fiscal Participativo, se ha logrado reactivar y entregar más de 800 proyectos. Se destacó la entrega del Aeropuerto Vásquez Cobo, en Leticia, y los aeropuertos de Armenia y Pasto. Así mismo, “resulta emblemática” la entrega del Túnel de la Línea, en los departamentos de Tolima y Quindío.

En La Guajira, se logró que las comunidades indígenas se beneficiaran de 40 pozos de agua profunda. A esto se suma el esfuerzo realizando buscando la terminación de la Malla vial del Meta y la vía Neiva -Santana – Mocoa.

Igualmente, la CGR ha impulsado la reactivación de 251 instituciones educativas y de concesiones viales como Ruta del Sol 3 en el Cesar, Magdalena y Bolívar. En el área de la salud, una de las principales prioridades de la Contraloría, se ha conseguido la recuperación de hospitales en los Departamentos de Nariño y Chocó y de escenarios deportivos en el Valle y Meta.

Se calcula que la recuperación de proyectos de obras públicas que parecían perdidos, ha permitido ayudar a mejorar las condiciones de vida a más de 13 millones de habitantes del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *