Yeimi Uribe, tía de Yudi Fernanda Pérez Uribe la joven de 19 años quien fue abusa sexualmente y agredida por su pareja, otro joven de 19 años en el barrio Gaitán de Neiva, habló de cómo vivieron aquel trágico momento en el que la menor pudo ser rescatada.

“Cuando logramos rescatar a mi sobrina el tipo estaba dentro de la vivienda, dentro del habitación donde la mantuvo, por eso me parece inaudito que diga que no estaba en flagrancia cuando él se encontraba en la habitación impidiendo que la sacáramos”, afirmó Yeimi.

Junto a la Policía, estaba la familia quienes nunca se imaginaron el estado tan crítico en el que se encontraba la joven.

“Sentimos una impotencia terrible, indignación total, no encontramos palabras para descifrar los que sentimos, no podemos saber que mi sobrina se está debatiendo entre la vida y la muerte en este momento”, entre llanto dijo la mujer.

Emma Constanza Sastoque Meñaca, gerente del centro asistencial entregó un parte médico de la joven, “es lamentable hacer este tipo de anuncios, ingresa en malas condiciones generales, con un mal pronóstico, múltiples traumas en cuero cabelludo y craneoencefálico, presenta hematomas en todo su cuerpo. La paciente la presentado varios paros cardiorrespiratorios y en este momento permanece entubada con un muy mal pronóstico”, indicó la gerente. 

“Me dicen que el estado de mi sobrina, es crítico me llamaron los médicos para decirme que el corazón está bombeando muy lento, que lo único que puede ayudarnos son las oraciones que podamos hacer por ella”, expresó Yeimi.

Según la familia, desde el inicio fue una relación mala, se conocieron porque la madre de Yudi tomó en arriendo una vivienda frente a la de su verdugo; sin embargo, nunca se imaginaron que un noviazgo de adolescentes terminaría en un hecho tan dramático.

“Tratamos de separarnos, ella se fue de la casa dos veces precisamente por eso, por maltratos, pero ella siempre regresaba con él, no entendíamos que pasaba por la cabeza de ella, pero siempre que podíamos intentábamos separarlos, la ayudábamos, pero lamentablemente esta última vez fue fatal”, concluyó la mujer.

Yudi Fernanda, se convierte en la suma de los 638 casos de violencia intrafamiliar que han sido reportados en Neiva durante la cuarentena, de los que se viven en bajo el mismo techo, y que nunca pudo ser denunciado.

En las últimas horas se conoció que un juez de la República envió a la cárcel a Mario Alberto Trujillo Bernal señalado de violencia intrafamiliar y tentativa de homicidio.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat