Desde San Andrés informaron que se perdió la comunicación con Providencia desde las 4 de la mañana de este lunes.

Desde la medianoche del domingo comenzaron a sentirse los fuertes vientos en San Andrés y Providencia, algunas viviendas perdieron sus techos y cubiertas, hay árboles caídos, el fluído eléctrico de igual forma fue suspendido excepto en el hospital de la isla, varias personas tuvieron que salir de sus hogares para acudir a los albergues dispuestos por la Gobernación del archipiélago, la lluvia es constante y las olas del mar alcanzaron los 4 metros.

“Durante la mañana de este lunes es cuando el ojo del huracán estará muy cerca de nosotros, aproximadamente a 20 kilómetros de Providencia, desafortunadamente perdimos la comunicación con Providencia a las cuatro de la mañana, escuchamos que las personas están en albergues y afortunadamente no hay víctimas ni heridos”, manifestó Francisco Kekhan, capitán de Puertos de San Andrés y Providencia.

Durante todo el día hay toque de queda, se recomienda no salir a la calle ya que hay muchos objetos en el aire, así como como postes y árboles caídos. Caracol Radio también se comunicó con Sandra Ramírez, gerente operativa de la marina del puerto de San Andrés quien contó que “estamos organizando todos los amarres de las motonaves teniendo en cuenta que los vientos reventaron todos los cabos, hay embarcaciones que se han soltado”.

Por ahora, tanto en San Andrés como en Providencia, sólo se reportan daños materiales y por fortuna no hay pérdidas humanas. Se espera que después del mediodía pase la parte más fuerte del huracán por este archipiélago y toque las costas de Nicaragua y Honduras en horas de la tarde y la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat