El director de la institución, el general Jorge Luis Vargas, aseguró que detrás del “magnicidio” estaría un sistema de crimen organizado trasnacional.

El asesinato del fiscal Marcelo Pecci tiene a las autoridades nacionales y paraguayas adelantando las respectivas investigaciones para dar con el responsable del crimen. Este miércoles, el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, realizó una rueda de prensa en Cartagena y reveló detalles de la indagación que se está adelantando.

Para la institución, un sistema de crimen organizado trasnacional podría estar detrás del asesinato de Pecci. “El crimen fue un magnicidio contra la justicia cometido por un sistema de crimen organizado trasnacional con alta planeación e inversión de recursos para cometer este hecho”, comentó Vargas. La primera hipótesis de la Policía indica que el hecho tendría que ver con las investigaciones que adelantaba el fiscal contra el terrorismo internacional.

Cabe recordar que Pecci se había convertido en un eje fundamental para el desarrollo de la justicia paraguaya, pues su incansable lucha contra el crimen organizado lo ponderaba como un estandarte para dicho país. De hecho, la hoja de vida del fiscal estaba colmada de casos relacionados con el lavado de dinero, narcotráfico y lucha contra el terrorismo.

El diario El Tiempo conoció una de las pistas clave que tienen las autoridades, la cual señala que una organización terrorista internacional estaría detrás de la muerte del fiscal. “Por las características del crimen, que incluyó disparos en el rostro, creemos que se trata de una retaliación por una reciente investigación que Pecci hizo con la DEA y que golpeó a Hezbolá — le dijo una fuente cercana al medio —. Se trata de un grupo extremista que está hace tiempo en la región y en Colombia hay una célula”.

El hecho podría estar relacionado con la extradición de Nader Mohamad Farhat, quien fue procesado en 2019 por un tribunal estadounidense por el delito de lavado de dinero procedente del tráfico de drogas trasnacional. Las autoridades del país norteamericano están indagando si la orden de asesinar a Pecci surgió desde la cárcel en la que se encuentra el libanés.

Los avances de la Fiscalía y la Policía Nacional

En la rueda de prensa también participó la vicefiscal General de la Nación, Martha Mancera, quien aseguró que en las primeras 24 horas después del asesinato, el ente investigador ha recolectado más de 100 pruebas. Blu Radio, por su parte, conoció que la entidad ha realizado más de 20 entrevistas de las personas que estaban en el lugar de los hechos.

Vargas le manifestó al medio de comunicación que el presunto responsable del asesinato sería un sujeto con acento caribeño, pero que posiblemente no era colombiano; su estatura promedio sería de 1.74 mts y de tez blanca. “Tenía un buzo de manga larga y sombre, las primeras imágenes nos permiten identificarlo de manera preliminar, si alguien vio la fotografía del hombre sería fácil reconocerlo”, explicó el general. Estos detalles han sido recogidos gracias al estudio efectuado a las cámaras de seguridad del hotel en Barú, donde se encontraba Pecci junto a su esposa celebrando su luna de miel.

Por su parte, Claudia Aguilera, la pareja del fiscal, afirmó que la víctima no contaba con amenazas previas al suceso. Las mismas autoridades colombianas han intentado confirmar la información en cooperación con entidades de investigación en Estados Unidos y Paraguay, quienes se encuentran en constante comunicación para revelar el avance de esta investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *