Debido a que un establecimiento comercial no contaba con las normas sanitarias, la Secretaría de Salud de Neiva realizó el cierre del lugar e hizo el decomiso.

Gracias a las labores de inspección, vigilancia y control en alimentos que adelanta la Oficina de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud de Neiva, se  realizó el sellamiento temporal de un asadero de pollos ubicado en el norte de la ciudad.

“El asadero de pollo no cumplía con los requisitos mínimos sanitarios para su funcionamiento, ya que contaba con equipos de refrigeración en un estado no sanitario adecuado, presencia de plagas dentro del establecimiento y presencia de heces de plagas”, comentó Willinton Marinez Ramírez, funcionario de la Secretaría de Salud de Neiva.

Además, en el lugar se logró evidenciar que el almacenamiento de la materia prima pollo en canal crudo; tenía presencia de plagas de cucarachas, motivo por el cual se aplicó el decomiso de aproximadamente 50 kilos de pollo crudo.

“Hasta que el propietario del establecimiento subsane los hallazgos y acate las recomendaciones sanitarias, estará sellado el asadero de pollos”, explicó el funcionario.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat