Su amor, su verdugo; la historia de una joven de 19 años que fue sometida a violencia sexual y física por parte del amor de su vida.

Tres días Yudi Fernanda Pérez Uribe de 19 años vivió prisionera, sometida a todo tipo de abusos por parte de su novio, Mario Alberto Trujillo de 19 años también, quien en un ataque de celos y consumido por el alcohol y las drogas, la golpeó hasta dejarla hoy en la unidad de Cuidados Intensivos con serias afectaciones en su cerebro, corazón y un pulmón; golpes que no pudo soportar y finalmente ocasionaron su muerte.

El hecho ocurrió en un humilde barrio de Neiva, en donde se conocieron, y construyeron durante dos años un amor de adolescencia; que nadie imaginó desenlazaría en un hecho tan repudiable.

Las autoridades realizaron el rescate de la joven, que malherida logró huir del lado de su verdugo. Lamentablemente la noticia la dio a conocer el Coronel Héctor Ruiz de la Policía Metropolitana de Neiva el pasado 03 de junio.

“Ese caso sucedió en el barrio Gaitán, es un hecho lamentable, donde gracias a la información de la comunidad y los familiares de la joven de 19 años, se logra hacer la intervención y rescatarla de quien sería su pareja sentimental y quien la retuvo varios días en su lugar de residencia. La joven fue sometida a maltrato físico que le ocasionaron graves lesiones y también fue abusada”, puntualizó el uniformado.

Su tía, Yeimi Uribe junto a otros familiares fueron testigos del estado en el que hallaron a la joven, y el lamentable estado en el que fue encontrada.

“Cuando logramos rescatar a mi sobrina el tipo estaba dentro de la vivienda, en la habitación donde la mantuvo tratando de no dejarla sacar y me parece inaudito que diga que no estaba en flagrancia. Sentimos una impotencia terrible, indignación total, no encontramos palabras para describir lo que sentíamos en ese momento, el sin sabor tan grande”, con lágrimas recordó.

El hecho que consternó a la comunidad huilense, y generó todo tipo de reacciones, Esther Ardila defensora del colectivo de mujeres de Neiva, manifestó su voz de rechazo.

“Rechazamos totalmente y estamos indignadas las mujeres de Neiva, el Huila y el país, hacemos un llamado y exigimos que este delito contra esta joven no lo toleramos y no hace daño a las mujeres, pedimos que se haga justicia y que no quede en la impunidad”, expresó la defensora de Derechos de la Mujer.

Yudi Paola, madre de la joven en medio del dolor y las oraciones que piden por la pronta recuperación de su hija, clama justicia, ante el monstruo que atacó a su hermosa pequeña.

“El golpeó de la manera más atroz, impiadosa que puede existir en el mundo, no es Mario Trujillo es un monstruo el que hace esto, no tiene corazón, no tiene corazón, ni conciencia de lo que hizo, la golpeó brutalmente en su cabeza y todo su cuerpo, abusó cuantas veces quiso de ella”, dijo con dolor de madre.

El estado de salud de la joven es crítico, los galenos en el Hospital de Neiva indicaron que permaneció entubada, luchaba cada hora, cada minuto, cada segundo por su vida, así lo indicó Emma Constanza Sastoque gerente del centro asistencial.

“La joven ingresó en malas condiciones generales, con un mal pronóstico, múltiples traumas en cuero cabelludo y craneoencefálico, presenta hematomas en todo su cuerpo. La paciente la presentó varios paros cardiorrespiratorios por lo que tuvo que ser entubada y con un muy mal pronóstico”, indicó la gerente. 

Según la secretaria de la Equidad e Inclusión de Neiva Camila Ortega, durante la cuarentena se han reportado centenares de casos de violencia intrafamiliar, en donde las mujeres representan el mayor porcentaje de las victimas

“Violencia física 172 casos, psicológica 20 y abusos sexuales 90 casos, cada día vemos que los casos de violencia psicológica aumentan, pero es la que menos se denuncia”, informó la titular.

Hoy el caso de Yudi Fernanda se convierte en un número, en una cifra más de la intolerancia que se vive al interior de los hogares. Un caso que se espera no quede impune, una muerte que tampoco se espera quede en el olvido.

Mientras tanto, Mario Alberto Trujillo enfrenta un proceso judicial frente al delito de feminicidio agravado en grado de tentativa que podría condenarlo a varios años tras las rejas en un centro carcelario.  

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat