La Fiscalía General de La Nación imputó como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado, acceso carnal violento, secuestro simple agravado, uso de menores para la comisión de delitos, hurto calificado y agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, de acuerdo a sus responsabilidades, a Oliverio Zea Perdomo y a un menor de 17 años. Ninguno aceptó cargos.

Los hechos materia de investigación ocurrieron el 30 de diciembre pasado en la finca Tacarnica, vereda San Jorge en el corregimiento de Guacirco en Neiva (Huila) cuando los judicializados portando armas de fuego, al parecer, intimidaron a varias personas entre estas 7 hombres, 3 mujeres y 3 menores de edad. Según se conoció en la investigación las víctimas fueron amarradas de pies y manos conforme iban llegan a la vivienda.

A una de las víctimas, presuntamente, los dos implicados la ataron a un árbol y la golpearon causándole muerte, debido a un trauma cráneo encefálico contundente. De la misma manera, se tiene información acerca de un mujer que habría sido accedida carnalmente mientras era amenazada con un arma de fuego.

En los hechos los implicados, también se habrían apropiado de motocicletas, celulares, dinero en efectivo y otras pertenencias de las víctimas.

Un juez con función de control de garantías avaló los elementos materiales probatorios evidenciados por un fiscal de la Unidad de Vida e impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de Zea Perdomo. El menor de 17 años fue presentado ante un juez con función de control de garantías de infancia y adolescencia que acogió la solicitud de un fiscal y le impuso medida de internamiento preventivo.

Miembros del CTI apoyados por la Sijín fueron los encargados de materializar las capturas por orden judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat