Así lo sentenció el Juzgado quinto penal del circuito al considerar que el actual alcalde del municipio de Aipe en el Huila Octavio Conde Lasso incurrió en irregularidades en la compra de una filmadora marca sony, por valor de $3.500.000, por lo cual deberá pagar cuatro años de prisión.

Según la denuncia once años atrás y de acuerdo a las investigaciones que llevaron al respectivo proceso judicial, el alcalde compró la filmadora con un posible sobrecosto (según la denuncia), en el establecimiento denominado «Maxi Todo», de propiedad de Jacqueline Quevedo Bautista, para la unidad del cuerpo de bomberos del municipio incumpliendo la normatividad establecida, una de ellas solicitar tres cotizaciones para dicha compra, por lo que “La consulta de precios del mercado como presupuesto de la contratación no se cumplió”. .

El 19 de febrero de 2010 se declaró abierta la investigación, hoy, la juez quinta penal del circuito, lo condenó a 48 meses de prisión y al pago de una multa de 50 s.m.l.m.v. Además, le determina una inhabilidad para el ejercicio de funciones públicas por 60 meses. Asimismo, la juez le otorgó al mandatario el beneficio de prisión domiciliaria. El fallo es de primera instancia y la defensa de Conde Lasso podrá apelar ante el Tribunal Superior del Huila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat