Las comunidades organizadas a través de los Grupos de Monitoreo Comunitario, que son apoyados por la CAM, vienen adelantando procesos de conservación y protección de esta especie amenazada que ha sido registrada en 17 municipios del Huila.

En el marco del Día Mundial para la Protección de los Osos, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM dio a conocer que en el Huila se vienen adelantando acciones para la protección y conservación del Oso de Anteojos (Tremactus ornatus), avistado en 17 municipios del departamento.

Estas acciones se adelantan de la mano de la comunidad que cohabita con este mamífero, a través de la conformación de grupos de monitoreo comunitarios, que de los 19 existentes en el Huila, 11 están dedicados a la protección del Oso de Anteojos.

Con estas comunidades y mediante el uso de cámaras trampa y cámaras fotográficas entregadas por la CAM, se han logrado registrar cerca de 150 osos diferentes que habitan el departamento y se movilizan por ecosistemas estratégicos como el Macizo Colombiano y el Corredor Trasandino Amazónico.

Seguimiento

Dentro de las actividades de conservación, se viene adelantando el seguimiento a procesos reproductivos, logrando evidenciar un porcentaje de supervivencia de crías del cien por ciento, lo que señala un crecimiento poblacional y una dinámica bioecológica activa.

“La conservación de esta especie se aborda con un enfoque comunitario, buscamos que sean las comunidades locales quienes cohabitan con estas especies las que aprendan a conocerlo, protegerlo y conservar su medioambiente, para ello y a través de un equipo de biodiversidad brindamos asesoría para manejar las cámaras trampas, para identificar huellas y rastros en sus senderos, identificar la presencia del oso y cómo estas zonas de vía están siendo el nicho propicio para que una especie amenazada desarrolle todo su ciclo de vida”, explicó Katherine Arenas Rodríguez, Bióloga de la CAM.

Las comunidades locales unidas y organizadas también han aprendido a monitorear ciclos reproductivos, a identificar patrones de densidad poblacional y a individualizar Osos de Anteojos a través de capturas de cámaras trampas.

“Hemos podido captar siete osos con nuestras cámaras trampas, entre ellos cuatro machos que hemos podido diferenciar y registrar, además de otras especies significativas en el departamento que nos llenan cada día de valor para seguir con nuestra labor de proteger esta especie”, indicó Eivar Alexis Sánchez integrante del Grupo de Monitoreo Comunitario Porvenir, Tierra y Semilla de Bruselas en el municipio de Pitalito.

El Oso de Anteojos, Oso Andino o Ucumarí es el único oso real que habita Suramérica, y se encuentra amenazado a nivel mundial en la categoría de Vulnerable a la extinción, sus poblaciones se encuentran disminuyendo y su hábitat cada vez es más reducido por diferentes presiones causadas por las actividades humanas.

Innovación

Además del enfoque comunitario que viene implementando la Autoridad Ambiental en el Huila para la conservación de esta especie, la CAM adelanta un proceso de investigación en el pool genético de los osos y dantas que habitan en el territorio, para conocer los procesos de endogamia y preservación del componente genético de esta especie amenazada.

Así mismo, han implementado diferentes estrategias de conservación que buscan divulgar la información lograda y con ello sensibilizar a las personas sobre la importancia de la conservación del jardinero del bosque, como también es conocida esta especie.

En este sentido se desarrolla cada año en el Huila el Festival Nacional de Oso y Danta, escenario académico, cultural y de intercambio de experiencias que ha permitido divulgar a nivel internacional los logros de los grupos de monitoreo y proteger de manera conjunta esta especie amenazada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *