Motocicletas y celulares comprados con presuntos sobrecostos, una grúa comprada en el 2017, que era de segunda y modelo 2016, y partes por alcoholemia que fueron borrados bajo orientación del Secretario, fueron algunas presuntas irregularidades, reveladas en debate de control político en el Concejo de Neiva.

En un intenso debate de control político realizado en el Concejo de Neiva por el cabildante del Partido Alianza Verde, Carlos Sterling, se revelaron varias presuntas irregularidades en la Secretaría de Movilidad. Las graves apreciaciones señaladas por el cabildante en el debate, fueron de hecho calificadas por el contralor Edwin Riaño, como preocupantes y anunció de inmediato una investigación y auditoría para esclarecer estos hechos.
Y es que según Sterling, varias presuntas irregularidades se habrían cometido en la Secretaría de Movilidad, que está a cargo de Jimmy Puentes. Una de ellas tiene que ver con un contrato para la adquisición de una grúa tipo canastilla que sirve para realizar los mantenimientos a la red semafórica de la ciudad. El vehículo que en la actualidad está a nombre del Municipio, según demostró el concejal, perteneció inicialmente a la empresa NINOS S.A., la cual lo matriculó en Girón, Santander, bajo servicio público de carga. No obstante, luego, pese a no poderse realizar dicho procedimiento según el Ministerio de Transporte, logró matricularse a nombre de la Alcaldía de Neiva bajo servicio Oficial. “Es decir que no salió del concesionario sino que ya era de segunda, además se gastaron casi un año en esa contratación, lo que causó que el modelo del vehículo no fuera reciente”, indicó el concejal.
“Vayan y compren un carro en octubre o septiembre y sale con modelo del otro año, es decir que si hicimos en octubre de 2016 un proceso de licitación, debíamos poner que el modelo fuera 2017, pero aquí se puso 2016 hacia adelante”, agregó y señaló que esto ha permitido que algunos digan que era que ese carro ya lo tenían listo para este contrato, pues entre otras cosas, el vehículo que se adquirió fue de marca JAC, pese a que en los estudios previos inicialmente se pidió un carro marca Fotón.

Más irregularidades
También denunció Sterling la compra de 5 celulares marca Moto E4, con planes de datos y minutos por un año, por valor de 12 millones de pesos. Según el cabildante, el precio en el mercado de cada celular es de 350.000 pesos y de un plan de datos como el cotizado, es de 55.000 pesos, lo que quiere decir que valdría en el mercado cerca de 5 millones y no 12 millones como se contrató.
Así mismo, se compraron en 2016, motocicletas Yamaha XTZ250 por 21 millones de pesos cada una con IVA incluido, cuando hoy 2019, el valor de la moto en concesionario, modelo 2020, es de 16 millones de pesos con IVA incluido, lo que establecería un sobrecosto de al menos 5 millones de pesos por cada vehículo adquirido.
Así mismo el cabildante denunció que encontró que algunos partes hechos por alcoholemia, han sido exonerados en primera y segunda instancia, las cuales están a cargo del Inspector y del Secretario. Una de ellas, curiosamente, fue hecha a un Secretario de despacho de la Gobernación del Huila, quien fue encontrado conduciendo en estado de alicoramiento, pero le fue levantada la sanción, tiempo después.

Sin respuestas
La mayor molestia durante el debate, es que las acusaciones fueron evadidas por parte del Secretario de Movilidad, quien respondió muy escuetamente las preguntas del debate. “Yo no puedo gastarme más de una hora probando presuntos hechos de corrupción para que usted no de las respectivas explicaciones Secretario”, le dijo el cabildante a Jimmy Puentes, quien solo se dedicó a decir que el ordenador del gasto no era él, y que la contratación siempre fue responsabilidad de la Oficina de Contratación.
“Los documentos se encuentran en la Alcaldía para que los entes de control los soliciten, como han dicho, mi estilo no es pelear con nadie”, respondió a los cabildantes que le pedían mayor profundidad en las respuestas, tal y como ocurrió en el pasado en otro debate al mismo funcionario, citado por los concejales Marco Alirio Carrasquilla y Jesús Garzón.
Y es que según varios concejales, entre ellos Sterling, Deiby Martínez, Jesús Garzón, entre otros, el Secretario, aunque no ejecutó la contratación, ni fue el ordenador del gasto, sí fue el supervisor de cada contrato, lo que sí implica una responsabilidad sobre lo recibido a satisfacción.
El concejal Luis Eduardo Penagos dijo que el Secretario demostró que no es quien está a cargo de la Secretaría porque no dio explicaciones. “Pienso que le quedó grande el cargo. Es el peor funcionario de la Administración. Su ineptitud y prepotencia ya la conocen todos los neivanos. Debería renunciar”, dijo con vehemencia.
Por su parte Juan Pablo Perdomo, concejal del Partido Alianza Verde, dijo sentir vergüenza por pertenecer al mismo partido del Alcalde y haber trabajado en su administración, tras conocerse estas irregularidades y que no se tomen correctivos. “Hoy se evidencian irregularidades que nos dejan sin palabras”.
Finalmente Marco Alirio Carrasquilla del Partido Conservador, celebró la presencia de los entes de control y que hayan anunciado que tomarán cartas en el asunto. Por su parte el concejal citante, solicitó que se compulsaran oficialmente copias de la denuncia a la Contraloría, Procuraduría y Personería.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat