El juzgado primero del circuito penal de Neiva se pronunció a cerca de la responsabilidad o no, de Armando Ariza Quintero ex director de Comfamiliar del Huila, por un proceso de un medicamento denominado Fandy. la juez consideró que tenía pruebas suficientes para considerar que tenía que proyectar una sentencia de condena, razón por la cual se pronunció con el sentido de fallo de culpabilidad y como consecuencia por el estar en libertad, decretó la detención preventiva, a pesar de que se solicitó por parte de la defensa que no era necesario esa medida de aseguramiento. Aseguró Jesús Antonio Marín abogado defensor del acusado.

Según Marín, no es un fallo en firme, pues hay decisiones, tribunales y cortes, que dicen que no es indispensable esa detención preventiva, pero la señora juez consideró que sí y en consecuencia hay que acatar dicha orden judicial. Sin embargo, por parte de la defensa el abogado solicitó unas nulidades, basadas como consecuencia de emitir un sentido de fallo, siete meses después de terminada la audiencia de juicio oral, cuando solamente tenía dos horas para dictar ese sentido de fallo y se demoró cerca de 4.900 horas para dictar ese sentido de fallo, lo cual es un desatino por parte de la señora Juez, pero hay que respetar su decisión. Considera Marín.

Para Jesús Antonio Marín, si se evidencia o no, la nulidad, del vencimiento del plazo legal y del plazo razonable para dictar el sentido del fallo o también le acredite la incongruencia de una acusación por un delito y una sentencia que va a condenar por otro diferente, viola ostensiblemente el debido proceso y la debida defensa. Sin embargo, Armando ariza está dispuesto a cumplir la orden de la Juez y por lo cual de hoy a mañana daremos a conocer en que lugar se va a presentar para cumplir la orden de la captura, mientras tanto cuando se lea la sentencia que va a ser en abril, creo que 14 de abril, entonces apelaré la sentencia, iré al tribunal para allí desacreditar los argumentos de la señora Juez. Argumentó el abogado.

Otro argumento de defensa.

De acuerdo a la defensa, “las acusaciones se cambiaron de peculado a estafa y allí hay una inconsonancia y es eso lo que estamos planteando también”, la señora Juez ha dicho que el doctor Ariza se había confabulado con otras personas, que no dice quienes, para estafar a la secretaría de salud departamental como en dos mil millones de pesos, al haberse apropiado la caja de compensación familiar de sus dineros, lo cual no es cierto, porque la Caja hizo un recobro legal y si hay una discusión sobre esos recobros, pues se devuelve la plata y eso se hizo, la Caja de Compensación Familiar le devolvió toda la plata a la secretaría de salud departamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat