Los hechos fueron aislados y ocurrieron entre los años 2020 y 2021 en Ibagué (Tolima).

En el primer caso, Luis Fernando Ramírez Fernández fue condenado a 25 años de prisión por

el delito de homicidio agravado cometido contra un niño de 13 años, el 21 de octubre de 2020,

en el barrio Santa Cruz de la capital tolimense.

Según la investigación, el crimen se dio en medio de un acto de intolerancia porque el menor

se negaba a revelarle al victimario el paradero de su hermana. Así que lo atacó mientras

sacaba la basura de su casa y lo apuñaló en repetidas ocasiones. El pequeño fue llevado a un

centro asistencial donde falleció.

De otro lado, Luis Alberto Hernández Daza y Estiven Ramírez Pulido fueron condenados a 13

años y 10 días de prisión por la tentativa de homicidio agravado y el hurto calificado y agravado

del que fue víctima un niño de 12 años el 29 de septiembre del año pasado, en un conjunto

residencial de Ibagué.

Los procesados fueron capturados por las autoridades mientras retenían al menor de edad en

su propia casa con el fin de hurtar en su vivienda. Mediante engaños, uno de ellos ingresó al

lugar aprovechando que el niño se encontraba solo y luego permitió el ingreso de su cómplice.

La investigación permitió establecer que uno de los hoy condenados trató de asfixiar al menor,

mientras el otro buscaba por todos los rincones de la casa dinero y elementos de valor.

Finalmente se llevaron 6 millones de pesos.

Las dos decisiones son de primera instancia y contra las mismas proceden los recursos de ley

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *