La CAM afirma que estos sistemas para capturar aves, comúnmente usados en la costa colombiana, atentan contra la avifauna del departamento.

Una operación desarrollada por la Red de Control Ambiental al Tráfico Ilegal de Fauna y Flora Silvestre de la CAM y la Policía Nacional, permitió la recuperación y posterior destrucción de jaulas trampas, que usualmente se utilizan en la zona caribe colombiana, con las que en el Huila se están capturando de manera ilegal canarios criollos.


Así lo reveló la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM tras precisar que estas capturas prohibidas de fauna silvestre vienen afectando el ecosistema de la región.
“Lamentablemente personas oriundas de la zona caribe que ahora habitan el Huila, instalan esas trampas para capturar a una especie de ave muy común en toda Colombia, estamos hablando del canario criollo o colombiano Sicalis flaveola, que tras ser capturados, luego son vendidos en el tráfico ilegal”, relató Mario Suárez, médico veterinario de la CAM.


Como se recordará, en Colombia la comercialización, movilización y tenencia ilegal de cualquier especie silvestre está catalogado como un delito ambiental, penalizado por la Ley 1333 de 2009, con multas que pueden ascender a 3.600 millones de pesos y hasta con 108 meses de cárcel.

Denunciar
En este sentido el profesional de la autoridad ambiental del Huila hizo un llamado a la comunidad a denunciar si observan este tipo de artefactos que atentan contra la vida de la avifauna del país.
“Si observan un tipo de jaulas muy pequeñas, afuera de un antejardín, en un parque, o zona verde, con sistemas de captura, por lo general con un ave adentro que es el que atrae a los demás para que sean capturados, por favor denunciar a la Policía Nacional o a la autoridad ambiental para que podamos recuperar el animal capturado y evitar que sigan traficando los canarios criollos”, indicó Suárez.


El veterinario de la CAM señaló que en esta clase de procedimientos una vez se logra recuperar la jaula, en lo posible con las aves capturadas, lo que hacen es valorar el canario para verificar que se encuentre en perfecto estado de salud y posteriormente liberarlo en una zona adecuada para el ejemplar.
Con la jaula trampa, el único procedimiento que se realiza es la destrucción para que no haya más capturas.
Entre tanto, con la persona que se sorprenda capturando animales, se le iniciará el respectivo proceso sancionatorio ambiental ante la CAM y la Policía hará el correspondiente proceso penal.

Las aves más traficadas
Con respecto a cuáles son las aves más traficadas en el departamento, el profesional de la autoridad ambiental del Huila explicó que son los loros, seguidos de las guacamayas, pericos, doches, azulejos y mirlos, siendo muy usuales verlos en jaulas adornando los hogares, hecho que es considerado un delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.