Sus integrantes se dedicaban a la comercialización de estupefacientes en pequeñas cantidades en los municipios de Guadalupe, Suaza y Acevedo.

La información aportada por la Red de Participación Cívica junto con los vídeos de vigilancia, fueron factores claves para que los investigadores lograran identificar el modo delictivo y los integrantes de esta estructura criminal que centraba sus acciones en un sector conocido como la Olla o la Chatarrería, a orillas del río Suaza, hasta donde llegaban jóvenes, andariegos, recolectores de café y habitantes en situación de calle para abastecerse de los estupefacientes.

Según la investigación, esta estructura criminal liderada por alias Caliche, adquiría los estupefacientes en grandes cantidades en el Departamento del Cauca, para luego realizar la distribución, dosificación y comercialización en los municipios huilenses.

Generadas las evidencias y el acervo probatorio, la Fiscalía General de la Nación profirió las órdenes de captura por los delitos de concierto para delinquir con fines de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Con las órdenes judiciales, hasta el barrio Niño Jesús de Guadalupe, la Fuerza Pública ejecutó tres registros de allanamiento, logrando la captura de seis de sus integrantes conocidos como: Caliche o el Gringo, Barney, El Zarco, Pipo, Mono y Stick a quienes durante las diligencias les hallaron más de 600 dosis de cocaína y sus derivados.

Luego de las audiencias preliminares, un juez de control de garantías, les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat