El ministro de Defensa informó que los miembros de la que es considerada la mayor banda criminal de Colombia estarían organizando el plan en zonas del Urabá, el Bajo Cauca, y en especial, alrededor de la zona de Puerto Valdivia.

Este jueves 5 de mayo el ministro de Defensa, Diego Molano, alertó que en algunas de las regiones del noroccidente de Colombia se estaría ideando adelantar un “plan pistola” en contra de los miembros de la Policía Nacional y la fuerza Pública, el cual habría sido organizado por el Clan del Golfo, considerada la mayor banda criminal de Colombia, en retaliación a la extradición de alias Otoniel.

El jefe de la cartera de Defensa se refirió a las graves alteraciones de orden público que se han registrado durante el día en departamentos como Córdoba, Sucre y Antioquia, en los que la organización criminal de origen paramilitar, también conocida como las Autodefensas Unidas de Colombia (AGC), declaró un paro armado como respuesta a la extradición de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, al Gobierno de los Estados Unidos.

“El Clan del Golfo comienza cada vez más a sentir los efectos de esta captura de Otoniel. Los reductos en las zonas del Urabá, el Bajo Cauca, y en especial, alrededor de la zona de Puerto Valdivia, es donde han buscado desarrollar, con información de inteligencia, un plan pistola en contra de la policía y la fuerza pública”, indicó Molano en declaraciones conocidas por el medio nacional El Espectador.

A su vez, señaló que la fuerza pública había previsto estrategias dentro del ‘Plan Democracia’, a través del cual se busca garantizar la seguridad y los derechos de los ciudadanos y candidatos que participan de las elecciones en el país, en especial en las regiones en las que el Clan del Golfo tiene presencia como el Magdalena Medio, el Bajo Cauca Antioqueño y el Sur de Bolívar luego de la captura y extradición de su máximo jefe.

En ese sentido, informó que durante esta jornada se llevaron a cabo consejos de seguridad regionales en los departamentos de Córdoba, Sucre, Antioquia, Magdalena y Atlántico con el propósito de adoptar medidas preventivas y articular acciones frente a los bloqueos, incineraciones de vehículos, intimidaciones y amenazas contra la población civil que hace presencia en estas localidades al noroccidente de Colombia.

“Se han presentado tres obstrucciones de vía, de las cuales solo se presenta una entre la vía Turbo – Chigorodó; así como las afectaciones a algunos vehículos, que han sido incinerados y por supuesto la ofensiva sigue contra este Clan del Golfo. Durante el día se han realizado cinco capturas en las ciudades de Montería, Barranquilla y Cereté que pertenecerían a esta estructura criminal”, concluyó el ministro Molano.

Por su parte, el coronel Gabriel Bonilla González, comandante de la Policía de Córdoba, indicó que junto a la Policía de Tránsito en este departamento se están realizando caravanas viales para garantizar la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos que transitan por esta vía, señalando que las vías del departamento se encuentran toralmente habilitadas y aseguradas para el tránsito de la comunidad.

A lo largo del día se ha denunciado la quema de buses del transporte público y camiones, así como la restricción de movilidad de las comunidades y el asesinado de un comerciante en la plaza de Cereté, Córdoba, como parte de la represalia del grupo armado ilegal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *