El presidente de la República insistió en la necesidad de salvar la Amazonía colombiana, y para ello, fueron recibidos como donación siete helicópteros Black Hawk por parte de Estados Unidos

Durante el acto de entrega de siete helicópteros Black Hawk a la Policía Nacional por parte del Gobierno de Estados Unidos, el presidente Gustavo Petro habló, no solo de la necesidad de proteger y salvar la selva amazónica, sino también de los mecanismos posibles que pueden contribuir a su salvaguarda.

Entre esas medidas, propuso crear un fondo para la selva amazónica “abierto al mundo”, pero que esté financiado con recursos públicos y, concretamente, “con los impuestos de los colombianos”. En total, espera que sean recaudados 600 mil millones de pesos el próximo año con el fin de, entre otras cosas, pagarle a familias campesinas de seis departamentos por preservar la flora y fauna de esta región colombiana.

De acuerdo con el jefe de Estado, las familias que recibirían este pago por proteger la Amazonía serían de Putumayo, Amazonas, Caquetá, Vaupés y el del Vichada, de Guainía. Propuso pagar “Dos, tres millones de pesos mensuales para no tocar la selva, y allí donde esté el potrero ya, dejar crecer la selva; en ese millón de hectáreas que ya se evaporaron; recuperar la frontera natural de la selva, vivir de eso”.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *