La organización armada inició el llamado paro armado desde el 23 de febrero y por 72 horas causó graves pérdidas a los colombianos

Aunque desde el Ministerio del Interior el Gobierno nacional negó que existiera un paro armado en el país, las cifras indican lo contrario. Durante más de 72 horas en al menos 66 municipios se vivió un incremento de acciones terroristas que causaron temor en las poblaciones, varias atribuidas a la guerrilla del ELN.

En la mañana del pasado miércoles 23 de febrero, desde horas de la madrugada se registraron acciones violentas como la detonación de un puente en Curumaní, Cesar; la incineración de un bus en Piendamó, Cauca; o un explosivo entre El Socorro y San Gil en Santander. Así mismo, el Ejército desactivó varios explosivos instalados en carreteras del oriente del país, como inicio del llamado paro armado.

De acuerdo con la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz, según citó el diario El Tiempo, durante el tiempo de paro armado anunciado se registró el homicidio de un líder social, siete denuncias de comunidades confinadas por la violencia, 10 vehículos incinerados, 18 actos terroristas, 23 terminales de transporte suspendieron su operación y seis acciones de destrucción de infraestructura.

Durante el primer día se registraron 18 acciones en los departamentos de Norte de Santander, Santander, Nariño, Cauca y Cesar. Una de esas acciones dejó siete personas heridas pertenecientes al Invías, quienes habrían hallado una caja entre El Socorro y San Gil que detonó a su paso.

Como estos, de acuerdo con el informe citado por El Tiempo, elaborado por la JEP, fueron 66 municipios afectados, en 17 departamentos. Frente a las afectaciones, ocho personas resultaron heridas, entre ellas una patrullera de la Policía.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz registró hasta el pasado 25 de febrero 56 acciones relacionadas con el llamado paro armado. Entre los departamentos afectados también incluyen Huila, Chocó, Casanare y Arauca.

Además Indepaz incluye en el registro tres homicidios, el primero es el del líder social Julio Victoria Cárdenas, quien era el actual presidente de la junta directiva del concejo menor de ACADESAN que fue asesinado en el Litoral del San Juan por hombres que se identificaron como miembros del ELN. El otro homicidio registrado ocurrió en Santander de Quilichao, Cauca, donde fue hallada muerta Diana Paola Gil junto a su hijo Alejandro Salcedo Gil.

Una perra antiexplosivos llamada Jelly fue una de las víctimas fatales del paro armado. El animal apoyó un operativo para identificar explosivos en Cúcuta, puntualmente en el puente García Herreros donde se encontraba una caja. Cuando la perra identificó el artefacto, se sentó, como es su entrenamiento, pero en ese momento explotó por activación remota.

Respecto a ese hecho, como informó el diario La Opinión, fue capturado Eduardo Ríos Rodríguez quien respondería al alias de ‘ El Chulo’, quien fue señalado como el responsable del atentado en el que murió la perra Jelly. A él condujeron las pruebas recolectadas desde el momento de la detonación, como presunto colaborador del frente urbano Carlos Germán Velasco.

El diario cucuteño informó que el operativo de captura se realizó el pasado viernes en el barrio Antonia Santos de Cúcuta. En el procedimiento se produjo una balacera, hasta que logró ser reducido y se le hallaron munición, prendas militares y material logístico del ELN.

Este sábado, tras 72 horas, el Ejército puso en funcionamiento un puente militar en la vía que conduce del municipio de Pailitas a Curumaní en el Cesar, donde la guerrilla dinamitó el puente Trujillos. Los ingenieros militares construyeron una estructura de 27 metros de largo, en un puente tipo Acrow triple reforzado y tiene capacidad para resistir hasta 52 toneladas de peso.

De acuerdo con varios medios de comunicación, la guerrilla del ELN anunció por medio de un comunicado que a las 6:00 de la mañana del sábado 26 de febrero culminaban las acciones correspondientes al paro armado.

El paro armado logró paralizar importantes vías del país, era solo de 72 horas tal como lo expresamos en el comunicado del 20 de febrero”, escribieron en el boletín. “Desmentimos las informaciones en las que afirman que este paro se extiende por unos días más, esto es falso”, se lee en el documento difundido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *