Las autoridades aseguran que miembros de la comunidad indígena atacaron ‘salvajemente’ a los uniformados, quienes dispararon a modo de defensa.

Dos uniformados fueron suspendidos de sus cargos en la Policía Nacional luego de los hechos que se vivieron en el municipio de Miranda, en Cauca, en donde falleció un guarda indígena. Fue el director de la institución, el general Jorge Luis Vargas, quien confirmó que los dos hombres serían apartados de su cargo, temporalmente. La muerte de se dio el pasado domingo 1 de mayo cuando el Kiwe Thegnas, Luis Tombé, se vio envuelto en los ataques cruzados que se registraron entre su comunidad y las autoridades.

Era cerca de un centenar de indígenas los que protestaban frente a la estación de policía del municipio de Miranda para exigir la liberación de tres de sus compañeros que habían sido capturados, según ellos, de manera arbitraria, por los uniformados. “Pero la fuerza pública abrió fuego, asesinando al Kiwe Thegnas (guardia indígena) Luis Tombé e hiriendo a dos personas más”, señaló en un boletín La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca.

“A la 1:00 p.m., en Miranda se adelantaba un proceso de liberación de la madre tierra en zona ocupada por la agroindustria de la caña. La fuerza pública, por medio del Esmad de la Policía, atacaron el proceso, entrando a la finca comunitaria Las Palmas, capturando a dos comuneras y un comunero que se encontraban laborando en la cocina”, informó la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acín.

La autoridad explicó que sus hombres habían capturado a los ciudadanos indígenas en medio de una operación para desalojar a la comunidad originaria que había invadido dos predios en una zona rural del sector. “Un grupo de entre 80 y 100 personas, incluidos varios encapuchados, se movilizaron hacia la Estación de Policía de Miranda y arremetieron contra la integridad de los uniformados y de las instalaciones, empleando piedras, artefactos explosivos improvisados y al parecer armas de fuego”, detalló la autoridad.

El general Jorge Luis Vargas destacó que los uniformados involucrados en los hechos fueron relevados de la Estación de Policía en la que trabajaban para garantizar el correcto desarrollo de la investigación penal y disciplinaria. “También se desplazó un equipo de asuntos internos de la Dirección de Inteligencia y de investigación criminal del nivel central para facilitar la información que requiriera la Fiscalía”, reveló.

Según Vargas, sus hombres reaccionaron de la manera en la que se les ordenaba respecto a la situación de invasión en dos haciendas por parte de la comunidad indígena. Los ciudadanos invasores, dice la autoridad, habrían incinerado caña de azúcar y tendrían vías bloqueadas. La Acín, informó que las personas detenidas por la Policía eran dos mujeres que se encontraban apoyando las labores en la cocina en el ejercicio del autodenominado proceso de “liberación de la madre tierra”.

Fue luego de la captura, dicen ellos, arbitraria, se movilizaron hasta la estación para exigir la liberación de las dos personas. En medio del fuego cruzado, fue cuando falleció Luis Antonio Tombé Menza de 54 años, integrante de la Guardia y procedente de la vereda La Unión. Dos ciudadanos que intentaron auxiliarlo también terminaron heridos, al parecer, en manos de los policías encargados de la operación. Según Indepaz, “con Luis Tombé serían 62 los líderes y defensores de DDHH asesinados en 2022″.

“Este ataque se dio luego de la intervención que se adelantó con el Esmad en un predio privado, el cual está a nombre de un ingenio. Como se capturó a una persona por esta situación, se generó una asonada contra la estación, donde atacaron a los uniformados de manera salvaje, de ahí la reacción para salvaguardar nuestras vidas”, expresaron los uniformados ante las acusaciones en su contra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *