Teniendo en cuenta que hoy el departamento del Huila está en el radar de los países consumidores de pescado por la alta oferta que le permite aportar el 39% de la producción nacional con 73.048 toneladas, es necesario seguir creciendo en el proceso de certificación de establecimientos acuícolas bioseguros, para proyectarse a nuevos nichos de mercado.

Gracias a la articulación interinstitucional direccionada a seguir fortaleciendo el sector piscícola en el Huila, debido a que es el segundo renglón productivo más importante después del café, en el marco de la Primera Feria Internacional Acuícola fueron entregadas 5 nuevas certificaciones a los establecimientos Piscícola la Sirena SAS, Peses sanos SAS, Piscícola los Ángeles SAS, Piscícola el caracolí SAS, y Piscícola panorama SAS.

Teniendo en cuenta que uno de los primeros pasos para poder comercializar los productos con destino a mercados nacionales especializados y del orden internacional, es la certificación por parte de la autoridad satinaría, los piscicultores huilenses vienen trabajando de la mano de la institucionalidad para avanzar en ese compromiso.

De acuerdo a datos entregados por la Gerente Regional del ICA territorial Huila, Tamar Elena Jiménez Zúñiga, a la fecha en el departamento hay registrados 170 predios pecuarios, 62 establecimientos acuícolas bioseguros, y 10 exportadoras de peces, lo que denota que, aunque se ha avanzado, se requiere seguir trabajando en el proceso de certificación.

“Necesitamos crecer en establecimientos acuícolas bioseguros, para que los piscicultores puedan exportar y mejorar su competitividad y oferta del producto a nivel nacional e internacional, pues la principal ventaja de estar certificado es que es que se facilita la admisibilidad, y se logran mejores precios”, sostuvo la funcionaria.

Cómo se gestiona la certificación

De acuerdo al profesional, Robinson Silva Chantre responsable del Programa de Sanidad Acuícola en el Huila, para dar cumplimiento a la resolución 20186 de 2016 del ICA, relacionada con la certificación de establecimientos acuícolas bioseguros, se deben cumplir con unos parámetros definidos, donde el primer paso es que debe dar el productor es hacer la solicitud ante la autoridad sanitaria, adjuntando el permiso de la actividad piscícola emitido por la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca – AUNAP, el soporte del profesional que va a tender el programa de sanitario, y la tarjeta profesional del asesor técnico.

Una vez radicados estos documentos, el ICA procede a adelantar una visita técnica de inspección para verificar el cumplimiento de criterios establecidos en la resolución, y de ser positivo se procede a dar un concepto de aprobado, y el productor debe iniciar el trabajo de certificación como establecimiento acuícola bioseguro. Cabe resaltar que desde el momento de la radicación de documentos, la entidad tiene 15 días hábiles para le revisión de los mismos, y luego proceder a adelantar la visita al predio donde se realiza la actividad.

Compromiso de los productores con el cumplimiento de la norma

Para el ICA es muy importante que los productores piscícolas sigan trabajando en el proceso de certificación de sus establecimientos acuícolas como bioseguros, pues de los 170 registrados, a la fecha 62 han adelantado el proceso, que les permite inicialmente estar libres de plagas y enfermedades que afectan la producción.

Otro parámetro de la normatividad tiene que ver con la certificación del establecimiento como predio exportador de peces para el consumo humano, el cual es fundamental pues contribuye a la apertura de nuevos mercados y extender la producción a otras zonas. En el departamento actualmente existen 10 establecimientos bajo esta condición que les permite comercializar su producto en el exterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *