La pareja explicó cómo vivieron el proceso mientras estuvieron en el ojo de la opinión pública y Jaramillo brindó detalles de los papeles que presentó ante la Fiscalía.

La comediante Alejandra Azcárate y su esposo Miguel Jaramillo estuvieron en una entrevista en Noticias RCN hablando por primera vez acerca del caso de la avioneta cargada de cocaína que volvió a la pareja el centro de atención mediático el año pasado.

Es importante recordar que la polémica inició después de que las autoridades encontraran en una avioneta casi 500 kilos de cocaína y con más de 100 millones de pesos en efectivo después de que aterrizara en la isla de Providencia. En ese momento, varios medios de comunicación indicaron que el medio de transporte aéreo hacía parte de la compañía Interandes Helicópteros S.A.S., de la cual Jaramillo era socio.

Si bien Azcárate se había referido al tema en sus redes sociales, pero no a profundidad, su esposo no había dado una explicación ante la opinión pública hasta hoy. Jaramillo explicó en primer lugar que él nunca había sido dueño de la avioneta.

“El verdadero dueño se llama el señor Fernando Escobar, quien en su momento era socio mío en la compañía Interandes — expuso el empresario —. Desafortunadamente, el ejercicio de los medios de comunicación, de una manera irresponsable, titularon esa avioneta como ‘la narco-avioneta del esposo de Azcárate’ y así se quedó”.

El director de Noticias RCN, José Manuel Acevedo, señaló que si bien eso es cierto, existían unos papeles que probaban que Jaramillo era socio de la compañía dueña de la avioneta. “En ese momento, yo figuraba siendo accionista de esa sociedad”, expuso el esposo de Azcárate; sin embargo, aclaró que le presentó a la Fiscalía General de la Nación unos documentos que certificaban que cinco meses antes de la polémica había dejado de ser el representante legal y accionista de la sociedad. “Mi único error no fue asegurarme que mi contara registrara estas actas”, agregó.

La viralidad de Alejandra Azcárate en redes sociales

“Nosotros nos acostamos un domingo siendo un publicista y una artista, y amanecimos el lunes en la categoría de unos mafiosos”, aseveró la también actriz ante el medio de comunicación. Azcárate mencionó que sintió “mucha rabia e indignación por lo que esas personas nos hicieron” y aseguró que Fernando Escobar, quien sería el verdadero dueño de la avioneta, “no asumió su responsabilidad ni públicamente ni de manera privada”.

Es importante señalar que Alejandra Azcárate tuvo una particular atención en mayo de 2021 por la situación e incluso mencionó que, debido al tono sarcástico que suele manejar en su ámbito laboral “hubo esa sensación de karma” frente a la situación; “pero jamás he utilizado mi sarcasmo o mi trabajo para dispararle a alguien a título personal”, afirmó.

De hecho, su esposo indicó en la entrevista que el 87 % de los ataques que recibió la actriz fueron de hombres — estadística que obtuvo la pareja tras analizar sus redes —. “Somos un país de machistas y no soportamos que una mujer con actitud y coraje realmente diga las cosas como son”, puntualizó Jaramillo.

En la entrevista también se habló de la frase viral que dijo la presentadora en uno de sus videos: “Vengo de probar los sótanos del infierno” y aseguró que no se arrepiente de haberla dicho: “Me encanta mi frase, me fascina. O sea, es tan potente que se volvió una expresión popular y disfruté que se burlaran de ella, porque es que para eso es la desgracia, para uno tratar de sacarle punta, si no cómo haces para sobrevivir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *