El traslado del máximo jefe de esa banda delincuencial a EEUU causó que varios municipios colombianos se quedaran sin transporte y tuvieran la presencia de actores armados como alias Chiquito Malo.

La estructura criminal del Clan del Golfo anunció, en las últimas horas, que tras la extradición a los Estados Unidos de su máximo jefe, alias Otoniel, emprenderán un paro armado en varios sectores del país como Bajo Cauca, Córdoba y Sucre.

Los hombres que estaban bajo el mando de Dairo Antonio Úsuga David, nombre del narco que deberá reposar en territorio gringo por varios de sus delitos, aseguraron que durante cuatro días la emprenderán contra el pueblo colombiano y la fuerza pública.

Así lo confirmó la Policía Nacional de Colombia. Es más, los criminales ya iniciaron con sus actuaciones delictivas y amenazaron a los pobladores de los municipios ubicados en varios de los citados departamentos.

De acuerdo con el diario El Tiempo, los criminales amenazaron a los comerciantes con “la prohibición de abrir sus negocios y de desplazarse por las vías de la región”. De hecho, según reportan varios medios nacionales, en algunos de esos territorios ya suspendieron algunas de sus actividades por miedo a que los maten o los lastimen.

Es más, fuentes le aseguraron a la emisora Caracol Radio que los habitantes del municipio de Cáceres, en el departamento antioqueño, tuvieron que cancelar un consejo municipal que tenían programado para estos días debido a las amenazas de los malhechores.

Ya se conocen las primeras tomas terroristas cometidas por los lugartenientes del temido capo colombiano acusado de traficar, matar y secuestrar. Medios locales denuncian que Puerto Valdivia, en el Bajo Cauca antioqueño, varios de esos criminales incendiaron un vehículo de carga pesada, bajaron al chofer y, para evitar el paso de otros automotores y la llegada de la fuerza pública, cruzaron la tractomula en la carretera.

“Buenas noches compañeros, les cuento que aquí la situación se complicó, estamos en el Puerto y por aquí como que hay gente armada, atravesaron una mula, le quitaron las llaves al conductor. Estamos aquí, está delicada la situación aquí en Puerto Valdivia”, señaló uno de los conductores afectados.

De hecho, la Policía de ese sector le confirmó, al portal Publimetro, que en efecto el paso se encontraba cerrado. Es más, los delincuentes habrían cometido esos hechos en otros sectores del país, específicamente en los que más azotan las estructuras delincuenciales. “Atravesaron una mula y la apagaron, no hay vía. Supuestamente estará cerrado hasta nueva orden según unos personajes. Al parecer de Puerto Valdivia para arriba también habrían otros carros bloqueando la vía”, explicó la Policía de Carreteras al citado portal informativo.

La prensa antes mencionada también aseguró que varios colombianos residentes en esas zonas ‘rojas’ denunciaron que tanto por redes sociales como en llamadas anónimas les advirtieron que por estos días los integrantes del Clan del Golfo se tomarían el país en reprimenda de la extradición de Otoniel, por lo que varios de ellos prefirieron cerrar sus negocios y suspender sus actividades por temor.

Inclusive, periodistas independientes de los territorios afectados dicen que al Clan del Golfo se sumaron las llamadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia para sellar los pasos, atentar contra los habitantes y demostrarle al Gobierno su descontento por las recientes decisiones tomadas.

🚨 Autodefensas Gaitanistas de Colombia —AGC— ordenan paro armado en el Bajo Cauca antioqueño. En Valdivia el comercio está cerrado y la comunidad atemorizada se encerró en sus casas. En Caucasia, Nechí, Zaragoza, Tarazá, Cáceres y El Bagre la orden está dada. pic.twitter.com/vH6IPSuCdL— Sergio Mesa C. (@sermeca) May 5, 2022

Así mismo, en otros municipios del Cauca como Puerto Libertador, San José de Uré y Montelíbano se le habría ordenado a los buses y demás medios de transporte que no recojan pasajeros, por lo que las empresas de buses enviaron alertas por la situación económica y social que se podría desencadenar.

Se conoció, además, que los criminales difundieron mensajes en redes sociales donde amenazan con que durante los cuatro días del paro armado los taxis y demás buses no podrán prestar sus servicios a la comunidad.

Fuentes de la fuerza pública le confirmaron a la prensa que detrás de estos ataques estaría Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, ‘Chiquito Malo’, que quiere estar al frente del Clan del Golfo y ser el sucesor de Otoniel. Por ahora, las autoridades investigan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *