Tres gobiernos municipales ya pasaron, 12 años en total, y aún el Centro de Atención Materno Infantil de la Comuna 9, sigue siendo solo un proyecto. La mol de cemento ubicada en la Calle 64 con Carrera Séptima, en el norte de Neiva, aún no se termina en su primera fase, pese a llevar 12 años en obras. Lo peor de esta situación es que desde Héctor Aníbal Ramírez en 2009, hasta Rodrigo Lara Sánchez en 2018, se invirtieron en total 29.000 millones de pesos, y aún la obra no se termina en una primera fase, que para el comienzo de obra, estaba aforada en 9.680 millones de pesos, que fue la primera inversión hecha.

Contratos y adiciones

El CAIMI como se le conoce a esta obra por sus siglas, es por estas razones, el elefante blanco más viejo de Neiva. En octubre de 2009, el alcalde Héctor Aníbal Ramírez, hizo un convenio con la ESE Carmen Emilia Ospina, por 9.680 millones de pesos para la fase 1 de este proyecto. Dos años después, antes de finalizar su periodo, firmó un adicional por 5.930 millones de pesos para la terminación. En 2012, el alcalde de entonces, Pedro Suárez, adicionó otros 5.900 millones de pesos y 1.600 millones más para dotación. En 2014, cuando el contratista pidió más recursos para terminar la obra, el contrato se liquidó. Luego llegó Rodrigo Lara y realizó en 2017 un contrato por 3.827 millones de pesos, que se convirtieron en 4.100 millones de pesos, para la terminación de la primera fase; y 2.700 millones de pesos más en 2018 para una nueva dotación.

En total, más de 29.000 millones invertidos por los últimos tres alcaldes de Neiva, y aún esta obra sigue sin terminarse.

Solución

La actual Administración Municipal dice que la obra no se ha podido poner al servicio de la comunidad porque fue recibida con muchas falencias en su estructura, incluso las instalaciones eléctricas, no se construyeron redes de ventilación, existen problemas de normatividad con el tema de gases medicinales, por lo que no puede habilitarse. El problema es que la Administración Municipal anterior del medico Rodrigo Lara, recibió a satisfacción la obra; por lo que ahora requiere de una inversión cercana a los $6.000 millones para que pueda funcionar.

Esos recursos económicos ya están asegurados, el alcalde Gorky Muñoz Calderón, gestionó con el Ministerio de Salud más de $2.000 millones, el resto lo financia el Municipio con recursos propios y de regalías.

Para la terminación de este “elefante blanco” ya se firmó un convenio con la ESE Carmen Emilia Ospina, en estos momentos se está seleccionando el contratista y en los próximos días estarán iniciando las obras de la terminación de la primera fase del CAIMI.

“Con el equipo de trabajo logramos implementar una estrategia para que obras que están inconclusas desde hace muchos años y que se convirtieron en ‘elefantes blancos’, con la ayuda de la Contraloría las podamos terminar; en un comunicado que enviamos a la Contraloría dentro del esquema compromiso Colombia logramos incluir siete obras que son muy importantes para la ciudad, entre ellas el CAIMI, que lleva 12 años sin poderse terminar”, explicó el alcalde Gorky Muñoz Calderón.

El mandatario de los neivanos enfatizó que en el CAIMI encontraron muchos problemas, pero también lograron encontrar el apoyo del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Salud.

“En plena pandemia gestionamos ante el Ministerio de Salud más de 2.000 millones de pesos, junto con un esfuerzo económico que hacemos con recursos propios y de regalías podemos terminar la primera fase que vale aproximadamente 6.000 millones de pesos”, señaló Muñoz Calderón.  

Segunda fase

La construcción del CAIMI contempla dos fases, porque el proyecto está diseñado para que se puedan atender complejidades de segundo nivel en salud.

Para financiar la segunda fase ya se radicó un proyecto ante el Gobierno Nacional por $16.000 millones. Esos recursos, según el mandatario ya están asegurados y se contempla que una vez se esté terminando la primera fase arrancan con la segunda.

“Para la segunda fase del CAIMI ya se generaron cerca de 16.000 millones de pesos a través de un proyecto que se presentó al Ministerio de Salud, la idea es que cuando llevemos un avance del 70% en la primera fase arranquemos con la segunda, y si Dios lo permite poderle entregar esta obra que se convirtió en un ‘elefante blanco’ a la comunidad”, concluyó el alcalde de Neiva.

El convenio

El convenio para la terminación de la primera fase del CAIMI ya se firmó con la ESE Carmen Emilia Ospina, que será la entidad encargada de seleccionar el contratista y vigilar el desarrollo de la obra.

El gerente de la ESE Carmen Emilia Ospina, José Antonio Muñoz Paz, al respecto señaló que los recursos para el inicio de la obra ya fueron girados a la entidad por parte del Municipio y el Ministerio de Salud.

“Esta noticia de la terminación del CAIMI es muy importante y muy esperada por la comunidad, porque es una obra que lleva muchos años y que se espera sea una gran solución a los problemas de atención en servicios de salud para los neivanos. El alcalde Gorky Muñoz Calderón ha venido gestionando recursos, visitando los ministerios y fue así como se logró que adjudicaran parte de los recursos para la terminación de la primera fase”, señaló Muñoz Paz. El gerente de la ESE explicó que “ya está firmado el convenio con la Administración Municipal para

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat