Un total de 129 actividades judiciales permitieron desarticular el grupo delincuencial ‘Los Chuma’, vinculado al asesinato del ciudadano Eduardo Alarcón Córdoba, ocurrido en octubre de 2020 en Campoalegre. Se esclarecen otros tres casos registrados el año anterior esa zona del país, gracias a un estudio balístico.

La Policía, a través del Cuerpo Élite de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN) y la SIJIN del Departamento de Policía Huila y la Policía Metropolitana de Neiva, logró en coordinación con la Fiscalía General de la Nación la desarticulación del grupo criminal ‘Los Chuma’, tras la captura de cuatro de sus señalados integrantes.

Las investigaciones permitieron establecer la presunta relación de estos sujetos con el homicidio del líder social de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Vuelta, miembro de Colombia Humana y exconcejal Eduardo Alarcón Córdoba, registrado el 19 de octubre de 2020 en el municipio de Campoalegre, gracias a 129 actividades judiciales, entre las que figuran entrevistas, declaraciones, reconocimientos fotográficos y un estudio balístico, entre otras.

Este último análisis, realizado por el laboratorio de Investigación Criminal de la Región de Policía N.° 2, permitió establecer que las vainillas recolectadas en el lugar del homicidio del líder comunitario, cuyas causas del crimen son materia de investigación, tenían el mismo HIT (marcas identificativas de huella balística) de otros 3 homicidios presentados en Campoalegre, Palermo y Riverita entre septiembre y diciembre de 2020.

Las capturas de ‘Los Chuma’ se realizaron en Campoalegre y Neiva (Huila) mediante diligencias de allanamiento y registro que permitieron ubicar a tres adultos y un menor de edad (aprehendido) por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir y porte de armas de fuego: alias ‘Chuma’, ‘Chiqui’, ‘Chirry’ y ‘James’. Este último tenía vigente una circular azul de Interpol.

A todos les figuraban órdenes de captura por distintos delitos y un total de 17 anotaciones judiciales por homicidio, porte de armas, tráfico de estupefacientes, concierto para delinquir e instrumentalización de menores.

Este grupo de delincuencia común se dedicaba al comercio y tráfico de estupefacientes, especialmente.

Es un honor ser policía y velar por la protección a la vida e integridad de los colombianos. Con la ejecución de estas acciones operacionales se logra fortalecer la seguridad y convivencia ciudadana por el bienestar y progreso del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat