En hechos diferentes, en Caldono y en Miranda, ocurrieron los decesos de estas dos personas con trayectorias reconocidas entre las comunidades originarias en ese departamento del suroccidente de Colombia.

Durante este fin de semana, en hechos diferentes, pero dentro del mismo departamento del Cauca, murieron los líderes indígenas Yesid Caña y Luis Tombé, el primero fue ultimado por hombres armados en el municipio de Caldono, mientras que el segundo tras un choque con la Fuerza Pública en Miranda.

Según informaron en el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Caña era reconocido entre las comunidades de ancestrales porque formó parte de las autoridades indígenas en Caldono y había sido un destacado miembro del resguardo de La Aguada.

De hecho lo recuerdan con cariño porque para el aniversario 50 del Consejo Regional Indígena del Cauca, había participado en la elaboración de la mochila más grande del mundo.

En la información preliminar que lograron recoger, el líder social fue ultimado el pasado sábado 30 de abril cuando se encontraba en su vivienda. Hasta ese lugar llegó un grupo de hombres armados que abrieron fuego y acabaron con su vida.

En el periódico regional El Colombiano, informaron que la Secretaría de Gobierno de Caldono (Cauca) señaló que el cuerpo de Caña fue trasladado a Santander de Quilichao y se investigan las circunstancias en las que ocurrió su homicidio.

Entre tanto el domingo, Luis Tombé, también líder indígena, murió en medio de choques entre la policía y miembros de su comunidad, de acuerdo con las mismas autoridades originarias.

Un centenar de indígenas protestaba en la tarde frente a la estación de policía del municipio de Miranda, para exigir la liberación de tres de sus compañeros capturados más temprano en una acción que consideraron arbitraria.

“Pero la fuerza pública abrió fuego, asesinando al Kiwe Thegnas (guardia indígena) Luis Tombé e hiriendo a dos personas más”, señaló en un boletín La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca.

La policía aseguró por su parte que capturó a dos personas en una operación para desalojar a la comunidad originaria que había invadido dos predios en una zona rural.

“(Más tarde) un grupo de entre 80 y 100 personas, incluidos varios encapuchados, se movilizaron hacia la Estación de Policía de Miranda y arremetieron contra la integridad de los uniformados y de las instalaciones, empleando piedras, artefactos explosivos improvisados y al parecer armas de fuego”, explicó la policía en un comunicado.

De acuerdo con su versión, los uniformados repelieron “la agresión” y “minutos más tarde” fueron informados del “ingreso de tres personas heridas al Hospital del municipio de Miranda, donde posteriormente una de ellas falleció”.

En un mensaje en Twitter el centro de estudios independiente Indepaz informó que con Luis Tombé serían 62 los líderes y defensores de Derechos Humanos asesinados en 2022.

El departamento del Cauca es uno de los epicentros de la violencia que siguió al acuerdo de paz firmado en 2016 con la exguerrilla de las Farc.

El fin de semana también se registró la masacre de tres hermanos fueron asesinados por hombres armados que llegaron hasta su vivienda, en la vereda Morales del municipio de Bolívar, y los obligaron a salir para dispararles posteriormente.

Las víctimas de esta masacre, que sería la número 37 según los registros de Indepaz, son: José Benito Ruano Rivera de 55 años, José Arcadio Ruano Rivera de 57 años y Cayo Ruano Rivera de 59 años, cuyos cadáveres fueron trasladados por miembros de la comunidad y la Defensa Civil hasta la morgue de esta localidad al suroccidente de Colombia.

“Se confirma masacre en la vereda Morales del corregimiento de Melchor en de Bolívar, Cauca. Seria la masacre #37 del año Victimas 3 campesinos: José Benito Ruano Rivera José Arcadio Ruano Rivera Cayo Ruano Rivera En Bolívar hay presencia del Eln”, señaló Indepaz a través de su cuenta de Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *