En el piso de la carrocería había sido acondicionado un depósito en el que era transportado el alucinógeno distribuido en 420 paquetes.

La presencia permanente en el eje vial de las tropas del Batallón de Infantería n.° 27 Magdalena de la Novena Brigada, sumado a la experiencia de los soldados y al empleo de los binomios caninos, permitió propinar un segundo golpe, en menos de 24 horas, a las bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

Se trata de la incautación de 427 kilos de marihuana que sumados a los 625 incautados el día de ayer, arrojan un total de 1.052 kilos que no llegarán a su destino final y que contribuyen a ‘dañarles’ el negocio ilícito a estas estructuras.

La operación que contó con el acompañamiento judicial del CTI, se concentró en la vereda El Cedro, jurisdicción del municipio de Pitalito en el sur del Huila, allí, el minucioso registro permitió a los soldados detectar algo extraño en el piso de la carrocería, por lo que sin importar lo pesado de la carga de ladrillos, decidieron desocupar el camión e inspeccionar el suelo del automotor, encontrando un compartimento.

En total habían sido cuidadosamente acomodados, un total de 420 paquetes, envueltos en cinta color beige, varios de ellos identificados con logotipos como la bandera de Colombia y cordón rojo. Según los investigadores esto indicaría que el estupefaciente tendría como fin ser sacado del país.

El alucinógeno, en su paso por el Huila, tendría un valor en el mercado ilícito de 341 millones 600 mil pesos, precio que se incrementaría al salir del departamento y se triplicaría al salir del país.

Por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, fue capturado un hombre identificado como Francisco Javier Yande Hoyos, quien fue puesto a disposición de la autoridad competente, junto con el alucinógeno y el vehículo.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat