El llamado es a no pagar, a no dejarse intimidar por este tipo de estrategias delictivas y a confiar en las autoridades competentes para poner tras las rejas a los responsables de este delito.

Las extorsiones estarían direccionadas desde el centro penitenciario de Tuta Boyacá.

Utilizando un vídeo que circula en las redes sociales, suplantando la voz y manejando nombres propios y números de cédulas de comerciantes, cafeteros, ganaderos, entre otros gremios productivos de los municipios del centro y sur del Huila, la delincuencia común pretende lograr el detrimento económico de los pobladores mediante esta modalidad extorsiva que genera un alto impacto psicológico en sus víctimas.

En el vídeo original se observa a un grupo de hombres utilizando prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares y con armamento de largo alcance. El vocero, tiene el rostro cubierto con una pañoleta y se identifica como integrante del Frente 10 de las Farc para intimidar a un Ingeniero del Meta a quien le hace varias exigencias. 

El mismo vídeo está siendo utilizado por la delincuencia común, es esta oportunidad, la voz, con la misma imagen, se identifica como integrante del Frente 62 de las antiguas estructuras que hacían presencia en el área rural del Huila, para lograr pagos económicos y presionar desplazamientos forzados ante la negativa.

En un segundo audio dirigido a otro ciudadano, el sujeto asegura ser ‘Marcos’, “máximo comandante de las disidencias del Frente 62 de las Farc Ep, ejército del pueblo, lo comunico con mucho respeto compañero, es decir este comunicado para el compañero es con mucho respeto para que se someta compañero, a partir de la fecha, a suspender toda labor de trabajo que tenga usted por acá en este municipio de Gigante y lo que es aquí en el departamento del Huila, sométase compañero a retirarse de aquí de la zona, junto con su núcleo familiar para que no tenga tropiezo alguno con nosotros. Le hacemos una advertencia de buena manera y con mucho respeto, no queremos vernos en la obligación de tener que hacerle entender a la fuerza, yo creo que le queda claro este comunicado, si desea dialogar con nosotros, este muy atento a la comunicación, cambio y fuera”.

Según las denuncias de las víctimas, el temor que les representa el vídeo, los condujo a pagar parte de la cuota extorsiva, de ahí el llamado que hace la Novena Brigada es a no dejarse intimidar por este tipo de modalidad extorsiva y acudir de inmediato a las unidades capacitadas y entrenadas para enfrentar con contundencia los delitos que atentan contra la libertad personal.

A la fecha se han logrado recepcionar cuatro denuncias con los que el Gaula Militar Huila y su componente CTI, trabajan para lograr la judicialización de los responsables. De ahí que la unidad recuerda la línea gratuita 147 para que, ante estas acciones intimidantes, No Pague, Denuncie”.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat