Torturas, homicidios, secuestros y delitos sexuales contra menores de edad son algunos de los delitos de los que ha sido señalado Dairo Antonio Úsuga en el país. Las autoridades nacionales han confirmado a las víctimas que el narcotraficante seguirá respondiendo ante la justicia colombiana

Después de que la Corte Suprema de Justicia avalara el proceso y elpresidente Iván Duque firmara la extradición de Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’, máximo cabecilla del Clan del Golfo que fue capturado el pasado 23 de octubre en medio de una operación del Ejército Nacional, se prevé que el que fuera el narcotraficante más buscado en el país sea entregado a los Estados Unidos en cuestión de días.

Mientras el proceso para su traslado hacia una cárcel en ese país para que responda por delitos vinculados al narcotráfico avanza, en Colombia quedan pendientes 222 procesos en contra de Otoniel por este y otros delitos. De hecho, uno de los motivos por los que algunas de las víctimas de Dairo Antonio Úsuga se han pronunciado en contra de su extradición es que quieren que primero pague por lo que hizo en su país.

Ante la justicia colombiana, desde su captura, alias Otoniel ha estado respondiendo por delitos como torturas, terrorismo, homicidios, desaparición forzada, secuestros y delitos sexuales contra menores de edad, entre otros, que han señalado tanto la Dijín y la Fiscalía. Algunos de los casos más sonados en contra del hombre han sido su papel en la masacre paramilitar de Mapiripán de 1997, el asesinato de un líder social y un capitán del Ejército.

Sin embargo, en los Estados Unidos, Otoniel solo deberá responder por delitos que lo relacionan con el envío de droga a ese país. Específicamente, el requerimiento de extradición lo hizo la Corte del Distrito Sur de Nueva York, quienes señalan a Úsuga de tener múltiples socios en Colombia, Venezuela, Ecuador, Guatemala, Panamá, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y México, entre otros lugares, con los que elaboró y transportó miles de kilogramos de cocaína a territorio estadounidense. De hecho, el mismo Otoniel ha pedido que las autoridades de ese país solo lo juzguen por narcotráfico y no otros delitos.

Lea también: Tener relaciones sexuales con su esposa y no ser discriminado por su nacionalidad, algunas de las peticiones que Otoniel hizo para su extradición

Lo que actualmente se preguntan las víctimas de Otoniel en Colombia es qué va a pasar con los procesos que enfrenta en nuestro país, teniendo en cuenta que es donde tiene más delitos imputados por las autoridades y, varios de ellos, que atentan contra los derechos humanos. En la actualidad, de los 222 procesos que la Dijín y la Fiscalía encontraron en contra de alias Otoniel, 138 de ellos se encuentran activos (con sentencia o no) y 84 inactivos; por ahora solo tiene siete condenas.

Eso sí, las autoridades han resaltado que 20 de los procesos que tiene en Colombia, están relacionados con su futura extradición. De la misma forma, han dejado claro a las víctimas y a los colombianos que la extradición de Dairo Antonio Úsuga no implica que el hombre dejará de responder en Colombia por sus delitos, de hecho una de las condiciones del Estado colombiano para entregar al delincuente a Estados Unidos es que cuando este cumpla con su condena allá, lo regresen al país de origen para que los procesos en su contra no se detengan.

El Alto Tribunal recordó a los Estados Unidos en la sentencia que Dairo Antonio Úsuga tiene cuentas pendientes en Colombia, razón por la que esperan que las autoridades de ese país le informen al Gobierno nacional cuando se haga efectiva la extradición, para que Otoniel regrese al país. De la misma forma, insistieron en que el narcotraficante, mientras cumple su condena en EE. UU., pueda mantener comunicación directa con las autoridades nacionales para seguir contando su verdad sobre el conflicto y así seguir respetando el derecho de las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *