Aunque no señaló directamente al candidato por el Pacto Histórico, ni al general Eduardo Zapateiro, publicó en su cuenta oficial de Twitter que en la fuerza militar tienen derecho a defender su honorabilidad.

Sin referirse directamente al candidato presidencial Gustavo Petro, ni al comandante del Ejército, el general Eduardo Zapateiro, el expresidente Álvaro Uribe reaccionó a la controversia que suscitaron los trinos del alto oficial en contra del aspirante por el Pacto Histórico, quien había señalado que existía una connivencia entre los integrantes de esa fuerza militar con narcotraficantes del Clan del Golfo.

“Las Fuerzas Armadas protegen por igual a los de una y otra orientación política, cada integrante arriesga vida y familia, no son deliberantes pero tienen todo el derecho a defender su honor”, trinó el exmandantario.

El también exsenador aseguró que la Fuerza Pública en el país tenían el derecho a criticar a quienes con fines electorales querían mancillar a esa institución.

“Las Fuerzas Armadas, las de más extenso proceder democrático y republicano en América Latina, tienen todo el derecho de defender su honor frente a la narrativa politiquera que se ha creado en contra, narrativa que finalmente perjudica la seguridad y la libertad del ciudadano”, agregó en otra publicación en esa red social.

La tormenta política que se desató por cuenta de la publicación en Twitter del general Eduardo Zapateiro en contra del candidato por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, también provocó la reacción de Sergio Fajardo, quien señaló que era inadmisible que el alto oficial haya irrumpido con sus opiniones en la campaña presidencial, en lo que muchos califican como una participación en política por parte del militar y con la que incluso habría trasgredido a la misma Constitución colombiana.

El aspirante a la Presidencia por la coalición Centro Esperanza descalificó la publicación del comandante del Ejército Nacional en contra del exacalde Bogotá, quien después de la muerte de siete soldados en Frontino (Antioquia), en un ataque con explosivos atribuido al Clan del Golfo, aseguró que había una connivencia entre narcotraficantes y oficiales de esa fuerza militar.

“Petro ha sido uno de mis más fuertes contradictores y he sido blanco de sus ataques, pero las palabras del general Zapateiro son inaceptables”, afirmó Fajardo.

El exgobernador de Antioquia añadió que tras esta opinión que manifestó Zapateiro, también se estaba incluyendo a las Fuerzas Militares dentro del debate presidencial, algo que, en principio, Colombia está prohibido por el mismo ordenamiento del Estado.

“No solo se normalizó la participación en política de funcionarios del Gobierno, sino que se politizaron las FFAA. ¡Ese no es el camino!”, remató el candidato en su trino.

Tras su reacción de respaldo, Gustavo Petro le agradeció a través de la misma red social, ante la crítica que le hizo el general Zapateiro.

No obstante, el candidato Federico Gutiérrez, quien le sigue a Petro en la intención de voto, también respaldó al comandante del Ejército y justificó su diatriba, además de calificar de “doble moralistas” a quienes cuestionaban a las fuerzas militares.

“A mi si me impresiona que indigne más un trino de un militar, que las decenas de policías y soldados que han sido asesinados en la última semana. La doble moral de algunos sectores políticos del país es impresionante. ¡Ya ni pena les da! Apoyo a nuestras fuerzas militares”, aseveró el exalcalde de Medellín, lo que desató un rifirrafe en Twitter con Petro, quien cuestionó lo dicho por Fico.

Toda esta controversia se suscitó luego de que Petro señalara, en medio del rechazo al atentado a los soldados en Frontino del pasado 19 de abril, que había una connivencia entre altos oficiales del Ejército con grupos narcotraficantes.

“Mientras los soldados son asesinados por el Clan del Golfo, algunos de los generales están en la nómina del Clan. La cúpula se corrompe cuando son los politiqueros del narcotráfico los que terminan ascendiendo a los generales”, trinó.

Ante su publicación, el general Zapateiro reaccionó y le dijo al candidato, a través de un hilo de Twitter, que si conocía de esas asociaciones criminales, las denunciara antes las autoridades competentes.

“Senador, no se valga de su investidura (inviolabilidad parlamentaria) para pretender hacer politiquería con la muerte de nuestros soldados, más bien cumpla con su deber ciudadano de denuncia fundamentada ante la Fiscalía de los hechos que usted menciona, sea quien sea”, reprochó el comandante del Ejército.

En sus trinos, el comandante del Ejército hizo un llamado al respeto por parte del senador, señalando que además él mismo también “hace parte del colectivo al cual osa señalar como ‘politiqueros del narcotráfico’”. El general Zapateiro recordó también la polémica que se desató cuando al senador se le vio recibiendo dineros en una bolsa, “a ningún general he visto en televisión recibiendo dinero mal habido. Los colombianos lo han visto a usted recibir dinero en bolsa de basura”, expresó.

A la polémica se sumó el presidente, Iván Duque, quien respaldó al alto oficial y señaló que Petro ostenta la responsabilidad política de denunciar con pruebas cualquier irregularidad que conozca sobre el proceder de la fuerza pública. De lo contrario, afirmó, decir que estas son cómplices del narcotráfico sin pruebas debería ser considerado una agresión y un intento por enlodar la institucionalidad que no debe pasar impune.

“Son muchos los hombres en este país que diariamente dan su vida por protegernos a todos nosotros. Quien viola la Constitución y la ley se somete a ello, pero no pueden hacerse acusaciones impunemente y pretender que la institucionalidad no pueda tener una respuesta”, dijo el mandatario.

Lo ocurrido escaló al punto que el senador electo por el Pacto Histórico, Roy Barreras, solicitó a la Procuraduría que se le inicié un proceso disciplinario por lo que consideró una intromisión en Política por parte del comandante del Ejército, ya que en la Constitución colombiana se contempla, a través del artículo 219, que la fuerza pública no es deliberante, y con el artículo 127 que los servidores públicos tienen prohibido intervenir en política electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *