Eran las 4:30 de la tarde, cuando la quebrada Órganos, que atraviesa al corregimiento de San Luis, al occidente de Neiva, se desbordó. Las torrenciales lluvias que se registraron el pasado martes, aumentaron el caudal de la afluente y generaron una creciente súbita que se llevó a su paso, viviendas y enseres.


“La casa se destruyó totalmente, se fue al suelo, perdimos todo lo que teníamos. No quedamos sino con unas chanclas y una pantaloneticas que traía puesta. Lo único que hicimos fue sacar al abuelo de 98 años y una hija que está en dieta, porque todo lo material se perdió. Es una bendición que la Alcaldía venga a mirar lo que sucedió y que bueno contar ojalá con una ayuda de estas entidades”, narró Henry Mejía, habitante de San Luis que resultó damnificado por la avalancha.


Como él, muchas familias literalmente quedaron en la calle y lo perdieron todo. Y aunque afortunadamente la emergencia sucedió en el día y alcanzaron a evacuar las viviendas, sin que se presenten pérdidas de vida humana, sí se generaron afectaciones en casas y enseres.


Por eso este miércoles, una comisión integrada por el Alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón; el secretario de Gestión del Riesgo, Armando Cabrera; el secretario de Desarrollo Agropecuario, Fernando Rodríguez; el coronel Jorge Hernán Triviño, comandante del Batallón Tenerife; y el coronel César Augusto Rojas López, segundo comandante de la Novena Brigada; llegó hasta la zona, para conocer de cerca la magnitud de esta emergencia, y darle respuesta y atención a las familias damnificadas.

Balance
Tras llegar a la zona y recorrer sus calles, dialogar con las familias damnificadas y evaluar los daños y la magnitud de la emergencia, el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón señaló que los equipos de las secretarías de Infraestructura, Gestión del Riesgo y Desarrollo Agropecuario, se desplazaron hasta la zona, para iniciar el censo de afectados y brindar las ayudas correspondientes.


“Debido a la situación que tuvimos ayer por esta avalancha, producto de las lluvias, se generó una situación de emergencia. Hemos encontrado familias que realmente lo perdieron todo, que perdieron sus casas, y que perdieron sus enseres; pero aquí estamos. Nosotros hemos venido con un equipo importante, el secretario de Desarrollo Agropecuario y el de Gestión del Riesgo; nos acompañó el coronel Triviño, el coronel Rojas y el comandante de la estación de Policía de San Luis, para traer equipos de trabajo, hacer censo, ir a la vereda El Ávila, y revisar y evaluar los reales daños que dejó esta emergencia. Sabemos que el acueducto aquí en San Luis se perdió, que el alcantarillado en gran parte se perdió, de modo que lo que nos queda es declarar la calamidad pública para poder encontrar de manera rápida, la hoja de ruta para llegar aquí y construir lo que se necesita”, señaló desde el corregimiento el mandatario.
En las próximas horas se realizará un Consejo Municipal de Gestión del Riesgo para declarar la calamidad pública y poder destinar recursos y atención inmediata a esta comunidad.


“Son 30 familias afectadas que están ubicados sobre la cuenca de la quebrada Órganos. Otros más lo perdieron todo. En dos días estará llegando la ayuda humanitaria, estamos terminando el censo y esperamos lo más pronto estar enviando ayuda. También entregaremos subsidios de arrendamiento por tres meses”, agregó el mandatario.


La necesidad más urgente es la de los servicios públicos, pues debido a la avalancha, el corregimiento perdió por completo el acueducto, parte del alcantarillado, y se encuentra sin servicio de energía y gas. “Esperamos resolver prontamente estas afectaciones de servicios públicos. El mensaje a la población es que este gobierno está comprometido y conectado con las comunidades rurales. El señor alcalde lo ha demostrado hoy aquí y hemos activado los protocolos para dar pronta solución”, dijo el secretario de Desarrollo Agropecuario, Fernando Rodríguez.


En las próximas horas se espera terminar el censo de afectados para establecer la afectación real que dejó la emergencia. El mandatario anunció que enviará ayudas humanitarias este viernes, así como el auxilio de arrendamiento para las 30 familias que resultaron afectadas, para que puedan dormir bajo techo mientras se busca una solución definitiva. La administración municipal buscará un terreno en el que puedan construirse nuevas viviendas para reubicar a estas familias que lo perdieron todo.


Así mismo se están evaluando las pérdidas en el sector agropecuario. “La Secretaría de Desarrollo Agropecuario está haciendo la evaluación de afectaciones, para los pequeños productos que se vieron damnificados y entregar, igualmente la infraestructura de alcantarillado se vio afectada”, agregó el secretario de Desarrollo Agropecuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat