Dayron Orley Quinayas Calderón, fue enviado a prisión de manera preventiva —con medida de aseguramiento—, mientras la Fiscalía continúa la investigación en su contra.

El hombre fue detenido por servidores de policía judicial de la Fiscalía Seccional Huila, en cumplimiento de la orden judicial que pesaba en su contra, porque según la denuncia instaurada por la madre de la víctima, el pequeño habría entrado a la casa de su vecino, mientras ella calentaba la cena. Este sería el momento que el presunto agresor habría aprovechado para tocar al niño en sus partes íntimas y ofrecerle dulces a cambio de permitirle que lo siguiera haciendo.

Al parecer el patrullero se ganó la confianza del niño afectado y sus hermanos, llevándoles frutas, dejándolos ver televisión en su casa mientras él trabaja, para luego cometer el hecho que fue narrado por el menor de edad a sumadre, cuando huyó de su casa, asustado por lo que estaba pasando.

En audiencias preliminares el victimario no aceptó los cargos imputados por el ente acusador.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat