El Gobierno Departamental, a través de la Secretaría de Cultura y Turismo, garantiza recursos cercanos a los $1. 500 millones que permitirán la cofinanciación en la restauración de varios templos que han sido declarados patrimonio cultural material del Departamento y que hoy en día se encuentran en difíciles circunstancias en sus estructuras arquitectónicas.

Se trata de el templo antiguo del municipio de Palermo; el templo de San Francisco del municipio de Íquira; el templo de San Antonio en el municipio de Gigante, la Casa natal de Monseñor Ismael Perdomo Borrero en el municipio de Gigante; el templo del Perpetuo Socorro en Neiva, el edificio de la Antigua Alcaldía en el municipio de Villavieja y la Capilla de Otás del municipio de Campoalegre.

Para el Obispo de la Diócesis de Neiva, Froilán Casas Ortiz, se recibe con beneplácito esta importante noticia: “Hemos venido con el señor Gobernador y el Secretario de Cultura del Departamento luchando para que haya restauración del patrimonio cultural arquitectónico del Huila, en ese sentido nos quedaron cinco templos que son patrimonio cultural, los cuales el gobierno apoyará (dentro de la normatividad que existe) y poder tener de forma alternativa  con lugares de atracción turística y esto favorece también a los municipios”.

Agregó que  “Con el impulso del doctor Luís Enrique Dussán y el apoyo de Daniel Sanz Perdomo, secretario de Cultura, se concretó el Plan y ya tenemos toda una hoja ruta para hacer los estudios y se ejecuten los proyectos en el 2022 y posteriormente se inauguren en el 2023 las correspondientes edificaciones con sus restauraciones”.

Por su parte, Elizabeth Motta Álvarez, alcaldesa de Campoalegre manifestó:

“La capilla doctrinera de Campoalegre va a tener una inversión importante para restauración y fortalecimiento de la cubierta de la casa cural, adicionalmente, contará con baterías sanitarias. Me voy muy contenta porque hay una inversión muy importante para nuestro Municipio, este espacio es un especio, además de religioso también cultural que necesitamos protegerlo, restaurarlo, conservarlo y obviamente seguir fortaleciendo su estructura para la atención de la comunidad religiosa”.

concluyó diciendo: “La capilla queda ubicada en la vereda de Otás, una vereda muy visitada que se repunta como un tema cultural y artístico, al que estamos volviendo un recurso turístico para que propios y visitantes nos sigan visitando”.

De la misma manera, Cesar Germán Roa, alcalde de Gigante aportó sus consideraciones sobre la inversión “Quiero resaltar que este es el éxito de todo un trabajo que unimos esfuerzos entre la Gobernación del Huila y la Alcaldía en la solución de un problema sobre las edificaciones que son patrimonio nacional, que viene de años atrás, como lo son el templo de San Antonio y la casa de Monseñor Ismael Perdomo Borrero; son edificaciones que encontramos nosotros en enero de 2020 totalmente abandonadas y el templo estaba cerrado. Hoy el anuncio que se hace es el apoyo de la Gobernación para la restauración por 300 millones de pesos”.

Institucionalidad:

“Es importante contarles a los huilenses que hemos trabajado de la mano con monseñor Froilán Casas, en hacer la identificación de las necesidades que tienen los bienes de interés cultural religioso y que como Gobierno Departamental de la mano con algunas alcaldías municipales estamos muy interesados en realizar los estudios de restauración acompañados de las obras para poder recuperar estos bienes que son de mucha importancia para el patrimonio del departamento del Huila. Estamos trabajando con los municipios de Íquira, Campoalegre, Gigante, Villavieja y Palermo”, anotó Daniel Sanz Perdomo, secretario de Cultura y Turismo del Huila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *