Dylan Cruz, de 18 años, golpeado el sábado en la cabeza por una bomba aturdidora lanzada por los antidisturbios, falleció la noche del lunes en el Hospital.

«Con pesar informamos que, no obstante la atención brindada durante estos días en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, Dylan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer. Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a él», indicó el hospital en un comunicado.

Cruz es la primera víctima de la violencia policial en Colombia desde que se iniciaron las protestas hace ahora cinco días, convocadas por movimientos sociales y sindicatos obreros contra de las políticas sociales, económicas y de seguridad del Gobierno de Duque. Además, otras tres personas murieron en disturbios el pasado jueves en las ciudades de Buenaventura y Candelaria, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste).

Cruz tenía que haber recibido ayer el grado de bachiller en el colegio Ricaurte, al sur de Bogotá. Su hermana Denis pronunció un discurso en el colegio para agradecer el cariño recibido por parte de los colombianos. «Lo único que pedimos es que sigan orando. Lo que más deseamos es que él se recupere», dijo la joven, con la voz entrecortada. Horas después, su hermano falleció en el hospital.

El presidente Duque también se refirió a la muerte de Cruz en su cuenta de Twitter, pero el mensaje -«Lamentamos profundamente la muerte del joven Dylan Cruz. Expresamos nuestras sinceras condolencias a su mamá, su abuelo y sus dos hermanas»- mensaje que fue contestado con cientos de reprochas y mensajes que acusan al Gobierno de ser responsable de su muerte.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS] 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat