El ciclista colombiano ganó la última etapa y se llevó el título en la clasificación general. El pedalista del equipo Arkea Samsic completó 49 victorias internacionales.

Con un contundente ataque a 4,4 kilómetros del final, el ciclista colombiano Nairo Quintana les sacó a sus rivales la ventaja suficiente para ganar la cuarta etapa y conquistar el título del Tour de la Provenza, en Francia.

El boyacense del equipo Arkea Samsic superó por 37 segundos al danés Mattias Skjelmose Jensen, segundo en la meta, y el estadounidense Matteo Jorgenson, mientras que Iván Ramiro Sosa, del Movistar, llegó cuarto.

En la clasificación general, Nairo superó al francés Julian Alaphilippe por 27 segundos y a Skjelmose por 34, quienes completaron el podio de la prueba que era liderada hasta hoy por el italiano Filippo Ganna, del Ineos.

Fue la victoria internacional número 49 para Nairo, quien desde antes de la pandemia se ha alternado el liderato de triunfos para un pedalista colombiano con el velocista paisa Fernando Gaviria, quien esta semana ganó una etapa en el Tour de Omán. Claro, todo indica que el antioqueño, cinco años menor, tendrá más oportunidades de aumentar la cifra, mientras que Nairo, con 32, probablemente está quemando ya sus últimos cartuchos.

Aun así, antes de estrenarse en 2022 con un nuevo título, el campeón del Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016 advirtió: “Ya he visto mis primeras canas, pero son de experiencia, no de vejez. Me siento bien física y mentalmente para dar buenas batallas este año”.

Y lo hizo a lo grande, con una nueva demostración de clase, superando nada menos que a Alaphilippe, uno de los mejores corredores del momento. Nairo sigue ampliando su tremendo palmarés en Europa, en donde tiene, además títulos y podios en Grandes Vueltas, coronas en carreras de una semana, como la Tirreno-Adriático, las vueltas a Cataluña y el País Vasco o el Tour de Romandía, sin contar diez podios más y 17 top 10 adicionales en competencias importantes.

 “Hemos trabajado bien, hemos hecho un invierno bueno y los resultados se han dado. Estamos muy felices, en buena condición tras la primera carrera del año. Todo salió como estaba previsto, el equipo se comportó de manera perfecta y tuve buenas sensaciones, así que había que intentar ganar. El próximo objetico importante es la París-Niza”, aseguro el colombiano Nairo Quintana luego de la celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *