Ese fue el reporte que entregó la Secretaría de Educación en la Asamblea del Huila. Las obras avanzan en El Agrado, La Plata, La Argentina, Algeciras, Pital y San José de Isnos.

Pese a la temporada que ha vivido el Huila y el país por culpa de la pandemia, sumado a la irregular temporada de lluvias que azota al Departamento, la ejecución de las obras de los colegios de la felicidad en los municipios de El Agrado, La Plata, La Argentina, Algeciras, Pital y San José de Isnos, avanzan con paso firme.

Durante el debate de control político a la Secretaría de Educación del Huila, los diputados Orlando Ibagón, Armando Acuña, Virgilio Huergo y Rodrigo Amaya Culma, revelaron ante la Asamblea Departamental, que, en algunos de los diseños de los centros educativos, hubo improvisación, faltó planeación, fallas en las condiciones del terreno que no coincidían con los estudios, y tuvieron que ser ajustados, lo que provocó adiciones presupuestales y prórrogas, señalaron los asambleístas.

La comisión de la secretaría de educación que hace el seguimiento a cada uno de los colegios de la felicidad advirtió que efectivamente se tuvo que hacer cambios a los diseños iniciales, con el fin de mejorar la estructura física, conforme la norma técnica y desarrollo de las actividades adecuadas en términos de cimentación, estructura, geotecnia y estabilidad del material construido en cada una de la sedes.

El jefe de la cartera educativa resaltó que, si no hay contratiempos, las obras podrán ser entregadas el próximo 30 de agosto, después de que la interventoría solicitó una prórroga de 80 días más, actualmente las obras avanzan en un promedio de un 65 por ciento.

“Se ha pretendido que esos colegios tengan una infraestructura suficiente y necesaria para el trabajo académico, pedagógico de los estudiantes, la mayoría de ellos consta de 11 aulas, obviamente con espacios para bibliotecas, laboratorios y con espacios abiertos y recreacionales”, resaltó Ortiz Tovar.

Finalmente, el Secretario de Educación aseguró durante el debate, que en esta administración se garantizó además que, en cada una de las sedes educativas cuente con los taludes y obras para el manejo de las aguas lluvias, teniendo en cuenta la topografía y pendiente de los predios, y adicionalmente se incluyó la construcción del cerramiento para cada uno de los colegios de la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat