Según el DANE el costo de vida aumentó 1,67% en enero y en esta misma situación se ha hecho evidente que el costo de la papa este año está más elevado que nunca.

Su precio actualmente ha aumentado alrededor del 111%, una libra de esta puede sobrepasar los 3.500 pesos y la carga de papa pastusa cuesta 300.000 pesos.

Es posible, como expuso Luis Alejandro Jiménez presidente de la Asociación Nacional de usuarios campesinos (ANUC), que haya desabastecimiento del alimento, de no concretarse acciones tangibles para los campesinos.

Esto, porque los campesinos cultivadores del tubérculo han disminuido su intención de producción debido al alto precio de los insumos que ha incrementado hasta un 100% y cuyo valor se basa en el dólar que tiene un alto costo actual.

La devaluación del peso colombiano, la reactivación económica y los problemas de cadena de suministro global son algunas de las razones que se relacionan con esta situación y que han generado el aumento del costo de vida en Colombia. A estos factores se suma el factor climático, pues los agricultores temiendo las heladas de tierra fría, donde se produce la hortaliza, se abstienen de invertir en el cultivo.

Es evidente que miles de familias de las regiones productoras de papa, viendo los altos costos de producción, el riesgo de pérdida y las dificultades a las que se enfrentan, han tenido que buscar otra actividad para sostenerse, lo que genera poca oferta del producto y así un aumento significativo del precio sumado al aumento del costo de vida en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *