La aspirante presidencial por el Verde Oxígeno reconoció su ‘descache’ luego de ser increpada por Camilo Romero y se disculpó, explicando el porqué de su polémica premisa.

Los debates presidenciales para las elecciones de mayo de este año siguen dejando polémicos momentos y, de nuevo, el que se celebró en la mañana de este martes 15 de febrero, en la Universidad Sergio Arboleda (en Bogotá), tiene a la candidata Ingrid Betancourt como protagonista.

Al espacio asistieron Óscar Iván Zuluaga, David Barguil, Camilo Romero, Jorge Robledo, Enrique Gómez y la misma Betancourt, quien se refirió a cómo cuidar a las mujeres y niñas en medio de la sociedad. Fue allí donde lanzó una polémica frase: “hay mujeres que se hacen violar”.

“Es un tema sobre la mujer que nos preocupa a todos. Yo enfocaría la solución en prevención. Muchas veces, en los barrios más populares, las mujeres que se hacen violar, se hacen violar por gente muy cercana a la familia. O se hacen seguir por delincuentes que siguen su ruta, saben por dónde van a pasar y son depredadores que las están persiguiendo”, señaló Betancourt.

El mensaje fue duramente criticado en redes sociales y durante el debate. “Que “las mujeres se hacen violar” dijo Ingrid Betancourt. ¿Cuál será entonces su propuesta para erradicar la violencia de género si según ella son las mismas mujeres las responsables de esta violencia?”, cuestionó, a través de Twitter, la analista Sara Tufano.

En otros apartes de su pronunciamiento, la candidata de Verde Oxígeno explicó su propuesta y no se percató de la controversia generada. “Yo veo dos sitios donde podemos actuar. Uno, los colegios. El colegio tiene que ser un centro de protección para la mujer y la niña. Segundo, quiero construir un centro para la mujer donde pueda protegerse, donde tenga apoyo psicológico, apoyo para tomar decisiones de vida sobre su sexualidad, apoyo si queda embarazada, apoyo si quiere dar en adopción a su hijo. Apoyo total para la mujer en Colombia”, concluyó.

El precandidato Camilo Romero, del Pacto Histórico, la increpó por esa afirmación y le pidió que explicara los motivos de su controversial pronunciamiento. “Las mujeres no se hacen perseguir ni se hacen violar”, aseveró Romero, exgobernador de Nariño, mientras los asistentes lo aplaudieron.

En ese momento, Enrique Gómez, candidato por Salvación Nacional, salió en defensa de Betancourt y dijo que ella había usado un “galicismo” y que se había equivocado, supuestamente, porque llevaba tanto tiempo hablando en francés que confundió sus palabras. “No sea oportunista”, zanjó Gómez.

Tras dicho encontrón, Ingrid Betancourt tuvo una réplica donde se excusó y dijo que no había querido decirlo de esa manera. De hecho, reconoció que tras lanzar esa gravísima premisa notó “incomodidad” en los estudiantes del recinto.

“Lo primero: excusarme. Sentí que había una incomodidad en la sala y no entendí qué era lo que estaba pasando. Quería decir que las mujeres cuando están en este espacio son víctima de estas agresiones. Esto no quiere decir que ella busquen ser víctimas, para nada. En un espacio como el que describimos, donde es excluida, ella no tiene la posibilidad de buscar, ni en su familia, ni en otros escenarios”, aclaró la candidata independiente.

Y agregó: “Me excuso si me expresé de una manera incorrecta pero el punto fundamental de lo que quiero señalar es la vulnerabilidad de la mujer en una sociedad altamente machista”, expresó.

En otros de los apartes del debate, Betancourt también le exigió a Camilo Romero que hable de Piedad Córdoba y que no puede criticar a sus contrincantes electorales si no se refiere a sus propios compañeros. Incluso, la exsecuestrada también se refirió a David Barguil, del Equipo por Colombia, y le pidió que se pronuncie por Alex Char y su caso de presunta corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *