Vagin está vinculado al proceso con ocho personas más, que también fueron enviadas a prisión con excepción de una. El sindicado aún no acepta los cargos

El ciudadano ruso Sergei Vagin, quien fue detenido a finales de marzo y ha sido acusado por la opinión pública de facilitar una ruta para financiar los desmanes del Paro Nacional de 2021 en Colombia, fue enviado a la cárcel La Modelo de Bogotá mientras se adelanta su judicialización.

La decisión se tomó este viernes 8 de abril, luego de cinco sesiones de audiencia. Siete sindicados más también fueron enviados a prisión y una octava, Ana María Gutiérrez, recibió detención domiciliaria. Tres de las personas sindicadas aceptaron cargos, mientras las otras cinco los negaron, incluido el señor Sergei Vagin, quien está en Colombia desde 2017.

No obstante, la Fiscalía no está enviando a estas personas a prisión por los presuntos nexos con los disturbios mencionados. En realidad, según el comunicado emitido en las últimas horas, este proceso está dirigido a un grupo delincuencial organizado que habría cometido fraude en el sistema de apuestas deportivas en línea y habría obtenido millonarias ganancias a través de la trampa.

El mecanismo de fraude, ejecutado desde octubre de 2020, consistía en pedir a varias personas que entregaran sus datos personales para crear cuentas en las casas de apuestas. Estas personas recibían dinero desde Europa para apostar y luego, al ganar, ingresaban el dinero a la organización. El esquema habría generado ganancias entre un 115 % y un 220 % y movió más de 1.600 millones de pesos.

La Fiscalía imputó a los detenidos los delitos de concierto para delinquir agravado, transferencia no consentida de activos en modalidad masa, y acceso abusivo a sistemas informáticos.

Los señalamientos de la Fiscalía

Aunque no está yendo a prisión por eso, el ente acusador señala a Sergei Vagin de traer ese dinero desde Rusia y Ucrania, que posteriormente era utilizado para, supuestamente, financiar actos de vandalismo que se cometían durante las protestas en contra del Gobierno de Iván Duque.

Los dineros de las apuestas, según la Fiscalía, eran invertidos en Bitcoin, por lo que era difícil que la autoridad lograra hacer un rastreo. El objetivo del ciudadano ruso, dicen las autoridades colombianas, era reclutar personas que luego estarían en medio de las marchas sociales a cambio de préstamos bancarios y tarjetas de crédito. Además de los audios, Sergei Vagin aparece en algunas fotografías tomadas en las marchas del 21 de noviembre de 2020 y del 8 de marzo del 2021.

A las acusaciones que ya recaían sobre el ruso, se sumó una nueva. Las autoridades aseguraron que era sospechoso de ofrecer un jugoso soborno a un miembro de las Fuerzas Militares para tener información privilegiada sobre, entre otros aspectos, la compra de armas por parte del Ejército.

Según informó la Fiscalía General de la Nación, Vagin habría estado buscando obtener información confidencial sobre los proveedores, rutas, puntos de entrega y distribución de material bélico para Colombia. Según indica el ente acusador, habría ofrecido a un coronel del Ejército 200 millones de pesos (unos 50 mil dólares) y la entrega de un apartamento si le suministraba dicha información.

Según la emisora W Radio, a Vagin se le vinculó con el paro por el material fílmico que obtuvo en medio de las protestas. En este caso el hombre sostuvo que simplemente grabó su presencia dentro de las manifestaciones, aseverando que esa transmisión no tenía ningún fin periodístico y el realizar esta actividad no comprendía ningún tipo de delito.

Entretanto, el señalado extranjero explicó que se dedicaba al análisis de apuestas deportivas, razón por la cual movilizaba abultadas cifras económicas en sus cuentas. A su vez, argumentó que, con su jefe en la capital rusa, Moscú, realizaron constantes transferencias de dinero como producto de dichas operaciones de azar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *