Pese al señalamiento el mandatario dijo que serán los tribunales internacionales quienes se encargarán de determinar si hay evidencias

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó este martes a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de cometer un “genocidio” en Ucrania, en la primera vez que usa esa palabra para describir la situación en el país invadido por Moscú.

“Sí, lo llamé un genocidio”, dijo Biden a los periodistas que viajaron con él a Iowa, horas después de haber empleado el término un discurso dedicado a la lucha contra la inflación.

“Está cada vez más claro que Putin está simplemente tratando de borrar la idea misma de poder ser ucraniano”, dijo el líder estadounidense.

Biden aclaró que la última palabra sobre Rusia la tendrían las cortes para determinar si las acciones en la ex república soviética, que incluyen evidencia sobre atrocidades cometidas contra civiles, constituyendo un genocidio.

“Dejemos a los abogados decidir si califica como tal o no, pero a mí me parece que sí”, declaró. “Las pruebas se acumulan”.

“Están saliendo más pruebas de (…) las horribles cosas que los rusos han hecho en Ucrania”. Y “vamos a saber” cada vez más “sobre la devastación”.

El presidente ucraniano Volodimir Zelensky saludó en Twitter las “verdaderas palabras de un verdadero líder”, porque “llamar a las cosas por su nombre es esencial para oponerse al mal”, sin dejar de reclamar “con urgencia más armamento pesado”.

Ucrania acusó a Rusia de cometer crímenes de guerra desde antes de que el hallazgo de los cuerpos de cientos de civiles muertos en la ciudad de Bucha provocara una ola de indignación.

Biden describió a Putin como un “criminal de guerra” y pidió que enfrentara un juicio sobre las supuestas atrocidades.

Pero Estados Unidos se ha abstenido de usar el término de “genocidio”, de acuerdo con el protocolo vigente, ante la estricta definición legal y las importantes implicaciones que conlleva la acusación.

Biden lanzó por primera vez la acusación en contra de Putin durante un discurso sobre el alza de los precios de la gasolina dado temprano el martes, al decir que la capacidad de los estadounidenses para llenar su tanque de gasolina no debería depender de si un dictador declara la guerra y comete un genocidio” en otra parte del mundo.

El gobierno de Biden atribuye el aumento del precio de la gasolina a la rusa invasión de Ucrania.

Antes de esto, en respuesta a preguntas de periodistas sobre si los asesinatos de Bucha pudieron ser considerados como un “genocidio”, el mandatario respondió: “No, creo que es un crimen de guerra”.

Las imágenes de decenas de cadáveres esparcidos por las calles de esta ciudad en las afueras de Kiev tras la retirada de las fuerzas rusas provocaron conmoción internacional y múltiples evidencias contra Rusia, que negaron su implicación y denunciaron un montaje de las autoridades ucranianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *