El fiscal paraguayo fue asesinado con tres disparos en Cartagena, Colombia, el pasado 10 de mayo.

En horas de la madrugada de este sábado 14 de mayo, el cuerpo del fiscal paraguayo Marcelo Pecci llegó a Asunción. Acompañado por una caravana policial, el cadáver del funcionario asesinado el pasado 10 de mayo en Cartagena ingresó al Centro de Entrenamiento del Ministerio Público. Mientras las investigaciones por el caso avanzan en ambos países, en la Fiscalía de Paraguay los compañeros de Pecci le tienen preparado un homenaje antes de que sea sepultado.

Los restos del fiscal fueron recibidos por integrantes del Gobierno, como lo fueron el presidente de la República, Mario Abdo Benítez; la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, además de fiscales compañeros de Pecci y sus familiares en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi a las 5 a. m., hora local (09:00 GMT). Según medios paraguayos, el avión en el que iba el cuerpo se retrasó una hora debido a una fuerte tormenta eléctrica que cayó en el lugar.

La aeronave, que voló desde Panamá, aterrizó en la pista a pesar de la lluvia y ya en la terminal aérea, a Pecci se le hizo un homenaje privado en el Espigón presidencial, según el medio Paraguay TV. Al bajar el féretro del avión, varios uniformados se formaron para recibir los restos de Marcelo Pecci bajo la lluvia, en un acto lleno de nostalgia y silencio por parte de los asistentes. Lo único que se escuchaba era la música que entonaba la banda de la Policía Nacional en honor al fiscal.

Luego el ataúd se ubicó en el carro fúnebre y salió acompañado por la caravana policial con destino a las instalaciones de la Fiscalía en la capital de ese país, donde la institución también le realizará una despedida especial. El cuerpo del fiscal permanecerá en la Fiscalía hasta las 8 a. m. (hora local) para que sus colegas puedan despedirse.

Según el portal de noticias locales Última Hora, luego de las 8 de la mañana, el cuerpo del fiscal antimafia será llevado al salón velatorio Memorial, ubicado sobre la avenida Mariscal López, de la ciudad de Asunción.

Por su parte, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, decretó tres días de luto a nivel nacional luego del asesinato del fiscal especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo en la isla de Barú, en Cartagena. El duelo inició desde el viernes 13 de mayo y en el documento firmado por el Presidente se establece que durante los siguientes días la bandera del Pabellón Nacional (es decir, la bandera del país) permanecerá izada a media asta en los edificios públicos, embajadas y consulados de la nación; de la misma forma en instituciones de fuerzas públicas y buques de la Armada Nacional.

En el Decreto 7060, firmado en horas de la noche del viernes, se lee que “se declara duelo nacional por tres días a partir del 13 de mayo del corriente año por el trágico fallecimiento del señor Marcelo Daniel Pecci Albertini”.

Guillermo Osorio, encargado de la Secretaría de Repatriados en Paraguay, explicó al programa Show de Noticias de televisión estatal que la repatriación del cuerpo de Pecci tiene una connotación diferente a otras que se han hecho en el país. “Es un trabajo que siempre realizamos, no es la primera vez que realizamos repatriaciones, pero evidentemente tiene una connotación totalmente diferente porque se trata de una tragedia que enluta y sigue enlutando a todo un país”, reconoció.

Sobre el traslado del cuerpo dio detalles de que, generalmente, “se hace en los vuelos comerciales porque, me apena decirlo de esta manera, viene en el depósito del avión el féretro, entonces se hace en un vuelo comercial; el presidente también puso a disposición el avión que fue con la delegación paraguaya, pero parece que no tenía la autonomía necesaria para poder repatriar el cuerpo de Marcelo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *