El exrepresentante a la Cámara del Partido Liberal reaccionó a la petición que el exjefe de las Farc hizo ante la JEP; allí, reconoció que no liberó a la víctima pese a que era menor de edad.

Ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) compareció, este viernes 21 de octubre, el excomandante de las Farc Milton Toncel conocido como ‘Joaquín Gómez’. En medio de su intervención, donde reconoció varios de los crímenes que cometió durante su vida criminal, solicitó una reunión con el excongresista Jaime Felipe Lozada, que fue víctima de secuestro cuando era tan solo un adolescente.

El excomandante del Bloque Sur de la antigua guerrilla aseguró que era falso que él hubiese secuestrado al exrepresentante a la Cámara. Hay que recordar que, días atrás, Losada denunció, a través de su cuenta de Twitter, que Joaquín Gómez participó en su secuestro.

Los hechos en los que Jaime Lozada fue privado de su libertad, de manera ilegal, ocurrieron el el 26 de julio de 2001 en Neiva, la capital huilense, cuando las Farc se hicieron pasar por miembros de la Fuerza Pública y entraron al edificio Miraflores. Allí, secuestraron a 15 personas incluido el excongresista, que militó en el Partido Liberal.

“Pienso que él como víctima tiene derecho, tiene derecho a saber el por qué, qué fue lo que sucedió, una explicación seguramente nunca lo va a satisfacer del todo porque hay una víctima y es su papá”, señaló el exjefe guerrillero.

Lo dicho por Milton Toncel se dio ante la magistrada de la JEP Julieta Lemaitre. En su declaración aseguró que, aunque no había participado en el secuestro del exlegislador liberal, no tenía conocimiento de las identidades de las víctimas a quienes él y sus compañeros privaron de la libertad.

Hay que mencionar que el operativo donde cometieron ese delito de lesa humanidad fue comandado por Óscar Montero, alias El Paisa. Es más, Joaquín Gómez también aseguró que él tenía la potestad de liberar al excongresista, que había sido retenido con su hermano cuando eran menores de edad. Sin embargo, dijo que no lo hizo y reconoció su responsabilidad en esos hechos que, claramente, violaron los tratados internacionales sobre retención ilegal de menores de edad.

“Eso pudo solucionarse de la manera lógica, porque yo supe, a mí se me informó que eran menores de edad y yo no tomé ninguna medida, estuvieron ahí y yo por omisión directa, porque al fin y a cabo yo era jefe yo pude decir suelten esos muchachos”, aseguró el excomandante.

Así mismo, admitió que en el 2005 las Farc asesinaron al padre de la citada víctima, que fue senador y también se llamaba Jaime Lozada. Por todos estos sucesos, el sujeto solicitó una audiencia con el exparlamentario y sus familiares para aclarar todo lo relacionado a ese hecho: “Lo que deseo es que ojalá se dé el espacio para poder hablar con la familia y primero, reconocer el hecho como tal, lo restaurativo, pero también el aspecto jurídico. Porque seguramente tendrán muchas preguntas que no han encontrado respuesta. Es posible que si tenemos un encuentro, algunas preguntas yo se las podría responder”, declaró Joaquín Gómez.

Luego de esa petición, el excongresista reaccionó a través de su cuenta de Twitter y aseguró que él y su familia están “dispuestos” a reunirse con Joaquín Gómez. Sin embargo, le puso varias condiciones: la principal es que hable con la verdad y ayude con el dolor que les causó las Farc.

“Debo responder que estoy dispuesto a hacerlo. Siempre y cuando asista al mismo con grandes dosis de verdad y esté dispuesto a responder sin tapujos ni verdades a medias las preguntas que en mi condición de víctima estoy en el derecho de realizar”, señaló Jaime Felipe Lozada.

Además, aseguró que quiere que el exjefe guerrillero le aclare varias dudas “sobre su participación en el secuestro de mi mamá, mi hermano y mío”. Así mismo, le recordó los hechos por los que tuvo que comparecer ante la JEP: “Su participación como comandante del Bloque Sur de las Farc y comandante directo de alias el Paisa fue vital para que el secuestro de Torres de Miraflores en Neiva en el año 2001 se pudiera llevar a cabo. Y espero en dicho encuentro demostrarlo con nada más que la verdad”, expresó Lozada.
Por ahora, no se sabe con exactitud cuándo se reunirán los dos individuos. Sin embargo, este es otro gran logro del acuerdo de paz: que las víctimas conozcan la verdad de parte de sus propios victimarios.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *