De acuerdo con el consolidado de la Mesa Nacional de Misión Médica, liderada por el Ministerio de Salud y Protección Social, durante el 2020 las entidades territoriales reportaron un total de 325 eventos de agresión, contra la Misión Médica, ocasionando un aumento del 49%, siendo la cifra más alta en los últimos años, reportó el Ministerio de Salud.

Luis Fernando Correa Serna, jefe de la Oficina de Gestión Territorial, Emergencias y Desastres de la cartera de Salud, aseguró que “el 32% de los eventos registrados tuvieron relación con la atención de la pandemia por Covid-19, dado que a partir del desconocimiento e información errónea sobre el virus y su enfermedad, se generaron hechos que vulneraron los derechos del personal sanitario”.

Los hechos que se registraron con más frecuencia están relacionados con amenazas, lesiones personales, discriminación/estigmatización del personal de salud, restricción y/o prohibición de la oferta de servicios de salud y el forzar la atención de los pacientes en condiciones inadecuadas, lo cual produjo consecuencias físicas y psicológicas en los miembros de la Misión Médica afectados.

Los eventos denunciados ocurrieron principalmente en los servicios de urgencias de los hospitales y en centros y puestos de salud. Asimismo, los departamentos con mayor número de reportes fueron Norte de Santander, Nariño, Caquetá, Valle del Cauca, Huila, Cauca, Arauca y Antioquia.

Correa Serna explicó que este tipo de hechos no solo afectan al personal sanitario víctima, sino también a la población que acudió a los servicios de salud y con frecuencia se encontró con ausencia de atención como consecuencia de los incidentes o infracciones contra la Misión Médica.

“Lo que se observa en muchos casos es una disminución de la capacidad resolutiva de las instituciones de salud frente a los requerimientos de los usuarios. Por eso, desde el Ministerio de Salud se estableció el uso del emblema de Misión Médica (Resolución 4481 de 2012), para identificar las personas, bienes, instituciones, instalaciones, transporte, materiales y equipos que cumplen una labor humanitaria”, señaló Correa.

De los 325 actos de agresión contra la Misión Médica en Colombia reportados en 2020, el 68% corresponde a incidentes, es decir, acciones violentas

ocurridas por fuera del conflicto armado, realizadas por personal civil o por la delincuencia común. Mientras que el 32% corresponden a la calificación de infracciones contra la Misión médica, que también son hechos violentos, pero están relacionados con el conflicto armado que afecta algunas regiones del país.

Desde finales del año anterior se trabaja en el país la campaña denominada ‘El mundo está al revés’, que busca concientizar a las personas sobre los perjuicios que generan las acciones negativas en contra de las personas que ejercen actividades sanitarias.

“Más allá de su profesión, que se ejerce al servicio a la comunidad, los trabajadores de la salud son seres humanos que sufren considerablemente los resultados de actos violentos, que pueden evitarse con el conocimiento, comprensión y empatía frente a uno de los trabajos más complejos que existen, pues su práctica permite salvaguardar nuestras vidas”, expresó Luis Fernando Correa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat