Con corte a la semana epidemiológica No. 12 de 2022 se han notificado 6 casos en el Huila, 3 en Suaza, 1 en La Plata, 1 en Guadalupe y 1 en Garzón.

La fiebre tifoidea es una enfermedad bacteriana, caracterizada por aparición de síntomas como fiebre continua, dolor de cabeza intenso, tos no productiva, anorexia, disminución relativa de la frecuencia de contracciones cardiacas, inflamación del bazo y ocasionalmente manchas rosadas en el cuerpo.

Durante 2022 se han notificado al Sistema de Vigilancia Epidemiológica 6 casos de esta enfermedad: 1 en Garzón, 1 en Guadalupe, 1 en La Plata y el brote más reciente con 3 casos ocurrió en el centro poblado Guayabal del municipio de Suaza, donde se identificó que algunos miembros de la comunidad consumen agua no potable que abastece el distrito de riego.

“La Secretaría de Salud Departamental realizó seguimiento en campo de los casos reportados, donde se identificaron los vertederos de aguas servidas de cocheras y galpones, así como los lugares de almacenamiento de agua y otras fuentes de suministro del líquido que emplea la comunidad” informó Rosa Duperly Calderón Ortiz, técnica de saneamiento ambiental de la Secretaría de Salud Departamental.

Uno de los puntos de recolección de agua para consumo corresponde al sistema de distrito de riego, “se observa que el agua es demasiado turbia y contaminada y se determina como una de las causas de la enfermedad” agregó Calderón Ortiz.

Educación comunitaria en salud

Comunidad y padres de familia fueron convocados a una jornada educativa acerca de los riesgos que representa para la salud propia y de sus familias el consumo de agua no potable, también para brindar las orientaciones pertinentes que deben acatar para evitar nuevos casos de fiebre tifoidea o de otro tipo de enfermedades que se relacionan a factores ambientales o sanitarios.

¿Qué es y cómo se transmite?

La fiebre tifoidea es causada por la bacteria Salmonella entérica serotipo Tiphy, capaz de adherirse a las células intestinales, se transmite por consumo de agua y alimentos como leche, frutas y verduras contaminados con heces u orina de enfermos o portadores de la bacteria.

Los enfermos no diagnosticados son importantes vehículos de transmisión y las moscas pueden contaminar alimentos en los que los microorganismos se pueden multiplicar hasta alcanzar dosis infectantes.

De acuerdo al Protocolo de Vigilancia de la fiebre tifoidea del Instituto Nacional de Salud, el periodo de transmisibilidad de la enfermedad hasta tanto persista la bacteria en las heces y la orina del enfermo, comúnmente desde la primera semana hasta la convalecencia. Cerca de 10 % de los pacientes con fiebre tifoidea no tratados excretarán bacilos durante tres meses después del inicio de los síntomas. Del 2 al 5 % permanecerán como portadores asintomáticos, excretando la bacteria por periodos hasta de un año.

¿Cómo se puede prevenir?

Para evitar la fiebre tifoidea es importante tener hábitos de higiene como lavarse las manos antes y después de ir al baño, antes y después de comer, antes de manipular y preparar los alimentos, beber agua hervida, evitar comer alimentos crudos, evitar el consumo de leche sin hervir, en caso de presentar síntomas acudir al servicio médico y no automedicarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *