De acuerdo con el gerente de la ESE Carmen Emilia Ospina de Nieva, José Antonio Muñoz en total hasta la fecha han sido aplicadas por esta entidad 755 dosis.

De estas, 616 han sido aplicadas a mayores de 80 años, 139 a personas de hogares de larga estancia y 178 al personal de primera línea; médicos y paramédicos.

Según el gerente una de las consideraciones más importantes para que el proceso sea un poco lento, refiere a que este requiere de un máximo recolección de información de cuidado para cumplir con los paramentos del Ministerio de Salud.

“Tenemos que agendar datos necesarios para el proceso, estadificar y contabilizar de manera meticulosa la información de cada paciente”, dijo Muñoz.

Sin embargo, un porcentaje importante ante el llamado ha manifestado, no estar de acuerdo con la vacunación, “aun así, ante la negativa se debe llenar una ficha que es de obligatoriedad, consideramos este es un fenómeno de orden nacional”, explicó el funcionario.

El argumento que entregan la población para no vacunarse contra el virus; es el temor, la desinformación e inquietudes que embargan a la población frente a la reacción de las vacunas.

 “Aquí hemos hecho un número importante de vacunas, resaltamos que no se han presentado situaciones severas de reacción a la vacuna, no podemos decir que no han mostrado reacciones, pero si algunos leves”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat