El transportador identificado como Joselito Quinceno Valero, habría sido contratado para recoger lo que resultó ser un falso trasteo.

En el barrio Las Ferias de Ibagué, Tolima, tropas del Gaula Militar de la Novena Brigada en un trabajo interinstitucional con la Policía Metropolitana de Neiva y funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, lograron hacer efectiva la orden judicial que por el delito de homicidio agravado pesaba contra María Alejandra Salazar Balaguera y Kennedy Leonardo Baylón Salamanca.

Los hechos se habrían registrado el 20 de enero del presente año cuando la víctima, residente en Ibagué, fue contratado por la mujer para realizar un supuesto trasteo, el que debía ser recogido en la ciudad de Neiva y llevado al departamento del Tolima.

Tras el acuerdo, el conductor de 26 años de edad en compañía de un menor de 13 años de edad, recogió en un vehículo tipo turbo a la mujer y a un hombre que la acompañaba y se dirigieron a la capital huilense donde hacía a la 01:00 am llegaron y se hospedaron en un motel de la ciudad.

Según los elementos materiales probatorios, tanto al conductor como al menor de edad les fueron ofrecidos alimentos contaminados con escopolamina, los que solo fueron consumidos por el niño, quien fue dejado en el motel.

Al parecer la mujer con su cómplice y el conductor, se trasladaron a un bar y hacia las 05:00 de la mañana tomaron un taxi de regreso al motel, sin embargo, cuando se desplazaban por la zona industrial, Kennedy Baylón Salamanca, habría impactado con arma traumática a su víctima en la cabeza y malherido lo arrojaron del vehículo dejándolo abandonado en la zona, horas más tarde murió en un centro asistencial como consecuencia de las graves heridas.

La pareja habría regresado al motel para escapar con el vehículo turbo, el que fue encontrando posteriormente en el departamento del Cauca.

Al parecer la pareja utilizaba esta modalidad de engaño y el uso de escopolamina para hurtar pertenencias tales como vehículos, dinero en efectivo, joyas y equipos celulares.

La operación aporta a la justicia, a que este tipo de delitos no queden en la impunidad y envía un claro mensaje a la delincuencia, quienes actúan al margen de la ley recibirán la pena justa por su accionar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *