Luego de conocerse que Petro no tenía covid-19 iniciaron el viaje a La Guajira

Tras haber superado un malestar general que lo hizo desistir de participar en un debate universitario y un evento de campaña con el movimiento Fuerza Ciudadana, y luego de obtener una prueba negativa para covid-19, el candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro Urrego, inició un viaje por los cuatro puntos cardinales del país con su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez Mina.

Su primera parada fue en el corregimiento de Nazaret, jurisdicción del municipio de Uribia —la capital indígena de Colombia—, en el departamento de La Guajira. Este lugar, habitado por cerca de ocho mil personas pertenecientes a las etnias wayúu y arijuna, y al cual se llega tras un trayecto por tierra de 16 horas, es el punto geográfico más al norte de Colombia continental que visitarán.

Petro aseguró que durante este fin de semana visitará los otros tres puntos cardinales del país en Leticia, capital del departamento del Amazonas; Puerto Carreño, en el departamento de Vichada y Tumaco, municipio del Pacífico nariñense.

El candidato emprenderá un recorrido de aproximadamente 6.500 kilómetros para dar a conocer sus propuestas.

“Así comienza nuestra campaña por ciudades, pueblos, veredas, barrios, adonde llegue nuestra voz, nuestro brazo con Francia, el discurso, nuestra propuesta, nuestro programa para cambiar a Colombia por la vida”, dijo Petro.

La lideresa social afro, Francia Márquez, mencionó que aunque estos puntos geográficos sean territorios olvidados por el Estado tienen mucha historia, razón por la cual su campaña apuesta a llevar el concepto de vivir sabroso.

Chinchorros

Durante su visita a Nazaret también hubo espacio para la polémica. Los candidatos se reunieron con la población en la Plaza Nuestra Señora del Carmen y allí la comunidad dispuso algunos chinchorros para homenajear a los recién llegados.

Los chinchorros son telares largos elaborados con ganchillo, que son elaborados por las mujeres de la comunidad wayúu con una técnica ancestral transferida de generación en generación. En su cosmogonía son el origen de los sueños y frecuentemente se usan para dormir.

No obstante, el equipo de campaña del Pacto Histórico ubicó unas sillas encima de los chinchorros, de modo que Francia y Petro pisaron la artesanía ancestral para poder sentarse en ellas.

El gesto no ha sido bien visto por miembros de la comunidad étnica y lo han reprochado en redes sociales como irrespetuoso e ignorante.

La activista wayúu, Jazmín Romero Epiayú, dijo: “¿ir solamente a Nazareth, sitio sagrado y lugar de origen de todo ser wayuu, solamente a pisotear el chinchorro wayuu que se le colocó como tapete? La indignación corre por toda mi sangre. Bueno, ¿y dónde están los coequiperos wayúu del señor Gustavo Petro?”.

“¿No se supone que hay todo un equipo de intelectos wayúu, que previo a dicho evento se debería analizar minuciosamente cada detalle del dicho evento? ¿Cómo es posible que lleguen a tal agravio? Colocar el chinchorro wayúu que tiene toda una connotación milenaria y sagrada, conectada desde la espiritualidad, porque es allí en donde se construye aquel sueño relevante de todo ser wayúu que está conectada con todo la cosmogonía y su ley de origen”, afirmó Jazmín Romero Epiayú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *